Giménez-Rico recibe la Espiga de Honor de la Seminci entre amigos

Antonio Giménez-Rico recibe la Espiga de Honor de la Seminci de manos de Mar Sancho. / Gabriel Villamil

El director burgalés protagoniza el Día de Castilla y León con una gala en el Teatro Zorrilla

Samuel Regueira
SAMUEL REGUEIRAValladolid

Cifró en cuatro ya las ediciones del Día de Castilla y León el director de la Seminci, Javier Angulo, con el deseo de «transformar en tradición» un encuentro llamado a celebrar las relaciones entre el séptimo arte y la comunidad, que ayer brindó su plato fuerte en la entrega de la Espiga de Honor a Antonio Giménez-Rico, director burgalés y cineasta responsable de, entre otros trabajos de ficción, hasta tres largometrajes inspirados en respectivas novelas de Miguel Delibes: 'Las ratas', 'El disputado voto del señor Cayo' y 'Retrato de familia', adaptación de 'Mi idolatrado hijo Sisí'. El realizador recibió el premio con su familia entre el público y un nutrido grupo de amigos en el escenario; como los intérpretes Lydia Bosch, Iñaki Miramón, Mónica Randall, Joaquín Hinojosa y Juan Jesús Valverde, además del director de fotografía José Luis Alcaine; «el mejor de España y probablemente del mundo», en palabras del premiado, que se avino a rememorar algunas anécdotas del pasado para deleite del público asistente al Teatro Zorrilla.

«En una ocasión fuimos a grabar un documental industrial y, a punto de llegar, descubrimos que habíamos dejado el negativo en Madrid», recordó Giménez-Rico. «Había un compromiso ya establecido, por lo que rodamos toda la producción sin película y más adelante dijimos que en el laboratorio se habían cargado el negativo para volver a rodarlo». Las insistencias de distintos productores para echar del rodaje a Alcaine fueron también un tema recurrente en la Gala; si bien tuvieron más peso las palabras de los acompañantes que las de quien recibiera la Espiga de Honor a manos de la directora de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho.

Así, Juan Jesús Valverde indicó que «Giménez-Rico recorre los teatros, se preocupa de conocer a todo el mundo y llama al intérprete sabiendo ya todo de él». El actor añadió que, en lo que se refería a brindar indicaciones para encarnar a un personaje, el realizador era muy escueto: «Solamente enumera los principales puntos y después te deja toda la libertad, demuestra una gran confianza en el talento del intérprete».

Mónica Randall calificó trabajar en 'Retrato de familia' como «una película difícil de un amigo entrañable». A la amistad apeló también Miramón, para quien Giménez-Rico es «un gran director, una gran persona y un gran amigo que se hace respetar y ser querido». El actor destacó que «las suyas pueden encontrarse entre las mejores adaptaciones de Miguel Delibes», y que a lo largo de toda su trayectoria el realizador ha sabido «defender el cine a capa y espada, hacer del séptimo arte su vida».

Por lo que se refiere a Bosch, agradeció al director la oportunidad que le brindó de dar el salto al cine, «donde he ido mejorando a lo largo del tiempo». Por su parte, Hinojosa indicó que «Antonio nunca ha sido un abanderado del cine independiente o de las películas de autor», y tras un largo discurso deshaciéndose en conceptuosos juicios y en toda clase de elogios, concluyó deseando al cineasta muchos más años de éxitos. «Es de las pocas veces que le he oído hablar bien de alguien», ironizó el director.

Un cine para ostentar

En el comienzo de la gala presentada por Roberto Lozano tomó la palabra la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid; Ana Redondo, quien quiso indicar que «productores, directores y cineastas de cualquier edad y parte del planeta pueden venir a Valladolid para desarrollar sus proyectos». La edil quiso poner el acento además en la necesidad de la paridad, fruto del intercambio de opiniones que mantuvo en la jornada anterior con las principales responsables que participaran en el Foro de Mujeres Productoras: «Hay que avanzar en esto, aunque sea difícil y haya que ir dando pasitos muy pequeños», concluyó.

Por la parte de la Junta de Castilla y León, Sancho también dio cabida al apoyo que esta institución brinda a este y a otros festivales más pequeños de la comunidad, con un aumento en la subvención del 35% con respecto a 2017 y a través de distintas colaboraciones como la sección Miniminci, enfocada al público infantil; o la proyección de 'El hombre mosca' en el LAVA el próximo viernes 26, con la participación en directo de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. La directora quiso destacar, además, la gestión de la Film Commission; «todo un ámbito de ebullición», y la importante tarea desempeñada por la Filmoteca de Castilla y León.

En la Gala del Cine de Castilla y León se repartieron, además, los premios de la II edición de Seminci Factory.

Temas

Seminci
 

Fotos

Vídeos