Los fantasmas se resisten a morir en la Ruta 66

Fotograma del documental 'Casi fantasmas (Almost ghosts)'. /El Norte
Fotograma del documental 'Casi fantasmas (Almost ghosts)'. / El Norte

Ana Ramón Rubio presenta en la sección Doc España su original trabajo 'Casi fantasmas (Almost ghosts)'

Vidal Arranz
VIDAL ARRANZValladolid

La valenciana Ana Ramón Rubio ha presentado en la sección Doc España un más que atractivo y original trabajo sobre la Ruta 66, la vía que comunicaba el Norte y el Sur de Estados Unidos hasta que la construcción de la autopista Interestatal lo cambió todo y sumió en la ruina y el abandono a los pueblos que habían crecido en las márgenes de la vieja carretera. 'Casi fantasmas (Almost ghosts)', un largometraje rodado con muy poco medios, pero con mucho entusiasmo, inteligencia y sensibilidad por apenas 5 personas, reflexiona sobre el fenómeno de los pueblos vacíos y de cómo, en algunos casos, los fantasmas logran volver a la vida.

Un equipo de rodaje mínimo que contó con sólo dos semanas para el trabajo de campo, tiempo en el que tuvieron que recorrer 4.000 kilómetros y entrevistar a los tres protagonistas principales de la película, tres veteranos de la Ruta 66 que son el alma mater de la historia. Paradigmas, cada uno a su manera, de una forma de entender el mundo en vías de extinción. Una forma de estar en la realidad marcada por el carácter, la confianza propia y la determinación a trabajar por aquello que se ama y en lo que se cree.

Todo comenzó cuando Ana Ramón se encontró con unas imágenes de Harley Russell, un alocado redneck, rockero de afición y hombre libre y gamberro por vocación. Difícil no caer seducido ante un espíritu tan liberado de cualquier tipo de convencionalismo. Más tarde apareció en escena Ángel Delgadillo, un modesto barbero del pequeño pueblo de Seligman que fue el primer impulsor de la recuperación de la Ruta 66 como atractivo turístico. «Hemos salvado algo tan bonito para el mundo. Todos los días percibo el agradecimiento de la gente. Y cuando pienso que soy un simple barbero, un individuo, me parece precioso», explica en la película con visible emoción.

El panorama se completa con el testimonio de Lowell Davis, otro veterano que ha sobrepasado con creces la edad de jubilación, como sus dos compañeros, y que se hizo famoso por sus carteles, así como por su decisión de recuperar y reconstruir algunas de las más bellas casas abandonadas de la Ruta 66. Cada uno idealista a su modo, todos reivindican en su vida los valores de una vieja América que no se siente cómoda con el mundo en el que hoy le toca vivir, pero que únicamente reclama su derecho a vivir y saborear la vida a su gusto y manera.

Temas

Seminci
 

Fotos

Vídeos