Ana Rujas: «Me costó entender por qué había mujeres que ejercían la prostitución libremente»

La actriz Ana Rujas, durante la entrevista en El Norte de Castilla. / Rodrigo Ucero

La actriz madrileña ha presentado este jueves en la Seminci 'Diana', su primera película como protagonista

EVA ESTEBANValladolid

Sabe que la gente que acuda a las salas de cine a ver 'Diana', la ópera prima dirigida por Alejo Moreno que este jueves se ha presentado en la Seminci, lo hará con lupa. Es un largometraje «fresco y diferente» a todo lo que se ha visto hasta el momento. Para más inri, trata un tema «incómodo» como es la prostitución. Sin embargo, la protagonista de la historia, Ana Rujas (Madrid, 1989), sabe que la realidad que se narra calará en la sociedad española, en especial entre los más jóvenes. «Está teniendo una buena acogida, y eso que es complicada y tiene mucha crítica», asegura la actriz madrileña.

«Desde que era pequeña», reconoce, ha sido defensora del movimiento feminista. No concibe otra realidad que no sea en pro de la igualdad. Pero cuando le ofrecieron el papel, recuerda, le costó comprender por qué había «prostitutas que libremente elegían trabajar en esto». «Como mujer, al principio lo juzgué, y no se puede interpretar algo que estás juzgando», sostiene. Para empatizar con ellas y comprender su forma de vida, decidió «conocerlas y tomarme el lujo y el gusto de estar con ellas». «Antes de estrenarla, la presentamos ante un grupo de prostitutas para ver qué pensaban. Para nuestra sorpresa las encantó».

-¿Qué van a encontrarse los espectadores con 'Diana'?

-Es una película bastante fresca y diferente a todo lo que hemos visto en el cine hasta ahora, no solo en el español, sino en general. También considero que 'Diana' es atrevida, rebelde, incómoda, divertida... De todo un poco.

-¿Qué es lo que más le atrajo del proyecto?

-Hacer un personaje femenino que fuera la protagonista y que no necesariamente necesitara de un hombre al lado para tener ese protagonismo. También me llamó la atención el empoderamiento y la situación por la que pasaba Sofía, la protagonista. El tema de la prostitución me parecía bastante complicado. Me encontré con cosas a favor y otras en contra. Incluso pensé: 'A ver cómo me meto yo en esto de la forma más honesta'. Sabía que iba a ser bastante complejo.

-En la película representa a Sofía, una prostituta de lujo. ¿Cómo se prepara un papel como ese?

-Como mujer, me pasó que al principio lo juzgué. Era como ¿cómo voy a hacer algo que no entiendo, hablar de una prostituta que libremente elige trabajar en ésto? Como mujer me costaba mucho entenderlo, y no se puede interpretar algo que estás juzgando o prejuzgando tanto. No se puede. Una cosa clave fue conocerlas y tomarme el lujo y el gusto de estar con ellas, compartir tiempo y, en definitiva, entender su forma de vida.

La actriz Ana Rujas en la redacción de El Norte de Castilla.
La actriz Ana Rujas en la redacción de El Norte de Castilla. / Rodrigo Ucero

-¿Le llamó la atención su forma de vida?

-Realmente me llamó la atención entender que no el guion no estaba escrito realmente con voces de mujeres u hombres que hacen esto porque quieren. Yo no me lo creía. Hay un momento que piensas: 'Hay quien no es así', y cuando ellas te lo dicen lo escuchas y empiezas a entenderlo; te dejas empapar por lo que están contando, y eso ha sido clave para hacerlo de la manera más empática posible.

-La protagonista se llama Sofía, pero tiene tatuado el nombre de Diana. ¿Qué significa para su personaje?

-Es como el personaje que le da la fuerza a Sofía para hacer como el acto de rebelión que termina haciendo en la película. Diana es ese personaje que todos hemos tenido o no, pero entendemos que es como ese amante que te revoluciona o te pone un límite mayor del que tú tienes; su límite está muchos más lejos que el tuyo y te abre la mente. Te pone unas expectativas mayores, hace que tu lucha empiece a tener otro tipo de sentido en la vida. Diana para Sofía era eso, una persona que la descuadraba de lo que ella estaba acostumbrada; se salía de su esquema.

«Cuando me dieron el papel, pensé: 'A ver cómo me meto yo en esto para hacerlo de la forma más honesta'» Ana Rujas, actriz y modelo

-En los últimos años ha hecho cameos en exitosas series como 'Paquita Salas' o 'La que se Avecina', y ahora protagoniza su primera película. ¿Está pasando por su mejor momento profesional?

-La verdad es que sí. Estoy muy contenta. Me alegro mucho haber llegado hasta aquí con una película tan pequeña. Además, estar en la Seminci tanto para mí como para Alejo Moreno, el director, era muy importante. 'Diana' está teniendo una buena acogida, y eso que es complicada y tiene de todo de crítica... Creo que están valorando mucho el trabajo que se hizo y el apostar por otro tipo de cine. Se presentó en la Facultad de las Ciencias de la Información, de la Universidad Complutense de Madrid, y me hizo mucha ilusión porque era donde yo había estudiado. A la gente joven le gustó mucho, lo recibió muy bien.

-¿En qué proyectos está inmersa en la actualidad?

-Estoy grabando ahora una serie con Alberto Utrera, director de 'Never Things' para Televisión Española. Es una serie súperdivertida, nada que ver con lo que he hecho antes. Nos divertimos mucho en los rodajes, los compañeros son fantásticos. Tengo muchas ganas de que se vea este proyecto; mi personaje es muy loco, no he hecho en mi vida nada parecido. También estoy con mi propia obra de teatro, que se llama 'La mujer más fea del mundo'. La estrenaremos en diciembre en Barcelona, y a la vez estoy con 'Muerte en el Nilo'. Estamos de gira ahora y llegaremos a Madrid en enero. Cada cosa es muy diferente. Me gusta mucho porque realmente hago personajes que no tienen nada que ver entre sí. Estoy haciendo teatro, que es lo que más me gusta, y me hace muy feliz.

Este jueves ha respondido a las preguntas de los lectores de El Norte de Castilla. ¡Puedes leer las respuestas aquí!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos