Cantera de espectadores

Arriba, las candidatas 'Noche ¿de paz?-Holy night!' y 'Atrapa la bandera'. Abajo, 'Meñique' y 'Yoko y sus amigos'./
Arriba, las candidatas 'Noche ¿de paz?-Holy night!' y 'Atrapa la bandera'. Abajo, 'Meñique' y 'Yoko y sus amigos'.

‘Meñique’, ‘Yoko y sus amigos’, ‘Noche ¿de paz?-Holy night!’ y ‘Atrapa la bandera’ compiten por el premio a la Mejor Película de Animación

JESÚS BOMBÍNVALLADOLID

Para los más pequeños las películas de animación son una puerta de entrada al mundo del cine, el gancho para hacer cantera en unas salas que necesitan llenar sus butacas de público infantil más allá de la temporada navideña. Cuatro títulos pugnan en la 30 edición de los Premios Goya por una estatuilla en la categoría de Mejor Película de Animación: Meñique, Atrapa la bandera, Yoko y sus amigos y Noche ¿de paz?-Holy night.

Enrique Gato (Valladolid, 1977) lleva años trabajando en producciones de animación y cuenta en su currículum con dos premios Goya. El primero le llegó en 2003, con el galardón al Mejor Cortometraje de Animación por Tadeo Jones, personaje que le llevó a coronarse de nuevo cuatro años después en la misma categoría con la secuela Tadeo Jones y el sótano maldito.

Ahora ha vuelto a la carga con Atrapa la bandera, una aventura espacial protagonizada por un chaval de 12 años, hijo y nieto de astronautas, que deberá recuperar la bandera que plantaron en la luna los tripulantes de la misión del Apolo XI. El taquillazo conseguido con Las aventuras de Tadeo Jones en 2012 consagró a Enrique Gato como garantía de éxito en el cine de animación. Ahora intenta seguir esa estela con un filme que cuenta con 12 millones de euros de presupuesto.

Con una historia más clásica se presenta Meñique, dirigida por Ernesto Padrón y Bruno López, que propone una adaptación del cuento Pulgarcito, encarnada por un niño campesino que viaja a la ciudad acompañado por sus hermanos decidido a sacar de la pobreza a su familia. Es un título filmado en Venezuela en coproducción con España y Cuba.

Con varios años de producción y una inversión de 12 millones de euros se gestó Noche ¿de paz?- Holy night!, el filme de ambientación navideña dirigido por Juan Galiñanes. Una trama ambientada en dos mundos de juguete creados en torno a un árbol de Navidad en el que conviven Santa Claus y sus elfos, y el Belén, habitado por los Reyes Magos y las figuritas del portal.

En esta película han participado más de doscientos profesionales de la animación en 3D y su estreno en las salas ha estado plagado de dificultades. La crisis de las cajas y sus posteriores fusiones afectó a la financiación del proyecto y estuvo a punto de llevárselo por delante.

Otra de las propuestas es el largometraje Yoko y sus amigos (Yoko eta lagunak), dirigida por Juanjo Elordi y Rishat Gilmetdinov en torno a Vik, un niño que encuentra la felicidad en sus amigos Mai y Oto, y en Yoko, un ser mágico que vive en un parque, compañeros todos ellos de juegos que verá peligrar cuando proponen a su padre el traslado a otra ciudad. A través de esta historia se reivindica el gozo de la diversión al aire libre y el contacto con la naturaleza en unos tiempos en los que el ocio infantil está volcado en las pantallas de tabletas y ordenadores. La obra ha sido premiada en la pasada edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla con el Giraldillo Junior.

El tirón experimentado en los últimos años por las películas de animación en la taquilla de las salas ha consolidado esta especialidad, que ha ganado reconocimiento en los Premios Goya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos