La UME realiza un simulacro en torno a la estabilización de un edificio histórico en Valladolid

Simulacro en el Monasterio de Padro de Valladolid./RODRIGO JIMÉNEZ
Simulacro en el Monasterio de Padro de Valladolid. / RODRIGO JIMÉNEZ

El Monasterio de Nuestra Señora de Prado se ha convertido en la zona 0 de una supuesta catástrofe que amanezaba el patrimonio

El Norte
EL NORTEValladolid

A las doce del mediodía el aparcamiento del Monasterio de Nuestra Señora de Prado –que alberga las consejerías de Educación y Cultura– se convirtió en la zona 0 de una supuesta catástrofe que amenazaba el patrimonio. En el simulacro participaron veinticinco efectivos de un batallón con sede en León de la Unidad Militar de Emergencias, un equipo de técnicos de la Consejería de Cultura (Ugrecyl) especializados en patrimonio y la Policía Municipal, que acotó la zona del aparcamiento.

El objetivo era estabilizar estructuras del edificio dañadas por una catástrofe, para lo que se intervino con el encintado de una de las torres con ayuda de grúas elevadoras. También se apuntaló parte de la fachada principal y una de las columnas. «El objetivo era prevenir mayores daños y reforzar zonas debilitadas», explicó Cristina Escudero, coordinadora de Ugrecyl, el organismo que coordina la intervención en el patrimonio en Castilla y León en situaciones de catástrofes. En la zona se expuso al público material que suele emplearse en actuaciones de emergencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos