«Trabajar solo la música escrita y la interpretación mata la creatividad»

Aleix Tobias, Marco Mezquida y Martín Meléndez. /El Norte
Aleix Tobias, Marco Mezquida y Martín Meléndez. / El Norte

El Marco Mezquida Trío presenta 'Los sueños de Ravel' este sábado en el Teatro Calderón

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

El Auditorio de Barcelona le encargó que versionara libremente la música de Ravel y Marco Mezquida, pianista vinculado al jazz, creó 'Los sueños de Ravel', un programa que interpreta este sábado en el Teatro Calderón, dentro del ciclo de Juventudes Musicales. «Pensé en hacerlo con dos excelentes músicos, el poeta de la percusión Aleix Tobias y con el chelo de Martín Meléndez».

«Ravel, como todos los franceses de comienzos de siglo, está muy abierto a las influencias rusas, asiáticas y americanas. En los años veinte hace una exitosa gira por EEUU como compositor y director, conoce a Gershwin quien le enseña los clubes donde escucha a las big bands que tanta influencia tendrán en su música –el glissando de trombón y el trompetismo son guiños al jazz en el 'Bolero'– y el blues está en su 'Concierto de piano'».

Para Mezquida tocar es improvisar, en este caso sobre unas composiciones y arreglos de su factura, «hay respeto a la armonía y melodía de Ravel y juego con el ritmo». El músico se expresa a través de «la composición inmediata y momentánea que es la improvisación y a través de otras composiciones más trabajadas, con ánimo de pervivir en el pentagrama. «Es una necesidad para mí, lao uno es el contrapunto de lo otro». Mezquida lamenta que se haya perdido el sentido del juego en los conservatorios. «Si solo potencian la música escrita y concertada y la interpretación, se sacrifica la creatividad. Todos necesitamos experimentar, para eso hay que entender y finalmente jugar, expresar».

Marco Mezquida Trío presenta 'Los sueños de Ravel' este sábado en la sala Miguel Delibes del Teatro Calderón, a las 20:00 h. La entrada general cuesta 11 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos