Rayden: «El público necesita artistas que no se autocensuren»

El cantante Rayden./Juan Pérez-Fajardo
El cantante Rayden. / Juan Pérez-Fajardo

El cantante madrileño presenta este viernes en Valladolid su quinto disco, 'Sinónimo'

ROBERTO TERNEValladolid

'Sinónimo' es el segundo trabajo de una trilogía que comenzó hace dos años con 'Antónimo' y que pretende finalizar en los próximos años con 'Homónimo'. Para la trayectoria de Rayden es un quinto disco en el que el lenguaje musical de rap fluye con naturalidad por un pop del siglo XXI. En este disco, Rayden pone a prueba la libertad de expresión española a la vez que rapea sobre nuestro día a día tanto personal como social. Iván Ferreiro, Andrés Suárez y Pablo López colaboran en este último trabajo. Este viernes día 1 lo presenta en el Teatro Carrión de Valladolid.

–¿Qué aporta 'Sinónimo' al ritmo y dinámica de su trilogía?

–Cuando comencé la trilogía quería posicionarme a favor de una música que tuviese un contenido importante… no quería que la palabra fuera superflua o balad, quise intervenir especialmente en el lenguaje. Primero tenemos los sinónimos y después los antónimos… todo es en realidad una semejanza y un equilibrio de relación de ideas. Ese disco habla de semejanzas y de tener una propia identidad y una coherencia.

–En este trabajo se ha mojado en arreglos y en producción artística. ¿Se siente satisfecho de involucrarse de modo global en su música?

–Estoy satisfecho y me siento pleno. Tenía ansia viva de meterme en este disco y qué mejor manera que abarcar el disco todo lo posible. Tengo que señalar que hay una serie de productores que también me han asistido y que son muy importantes para mi música.

–Cierto. En los créditos están Victor Cabezuelo de Rufus T.Firefly, Amaro Ferreiro, Pablo Pulido…

–Sí. Es que al principio, cuando quise ser yo el productor del trabajo, hablé con mi técnico de sonido que es siempre Pablo Pulido. Decidimos contar con buenos productores que me ayudasen a entrar en terrenos que quizá no podría cruzar por mi mismo. Quién mejor que Rufus T.Firefly, por ejemplo, para meterme en sonoridades oníricas.

–¿Cree que el hip hop y el pop forman ya una conexión naturalizada en la música del siglo XXI?

–El hip hop en España lleva ya 33 años. Todavía hay medios que lo miran como un género alternativo o extraño. Por suerte ya muchos medios lo tienen muy asumido y el público ni se plantea ya estas cosas. Muchas veces el público va por delante de los medios y las etiquetas.

–Ha tocado temas polémicos sobre la monarquía en 'Habla bajito' y sin embargo se ha ido de rositas… ¿Cómo lo ha hecho?

–(risas) Bueno… me aprovecho de la ironía, claro. Todavía hay que decir algunas cosas en este país de una manera retórica para no tener problemas. Muchos, lo que estamos haciendo es sacar de la alfombra cuestiones que son vox populi y de las que parece que nadie se acuerda de nada. Me caracterizan la elegancia y la ironía y es algo que me gusta hacer así, puesto que no me gusta ser panfletario. Pero es necesario que haya artistas que no se autocensuen… el público se perdería mucho si nos autofiltramos.

–¿Qué me cuenta de las colaboraciones? ¿Por qué Iván Ferreiro, Pablo López y Baly Basarte?

–Tenía muy claro contar con ellos desde el principio. Con Iván Ferreiro las canciones acaban siendo redondas, con Pablo López siempre se logra pinchar el corazón, con Rufus se traspasan puertas y con Andrés López hay mucho arte y también hubo vino de por medio (risas). Estoy muy contento de todos ellos.

–¿Cómo piensa exponer su pop y su rap en el Teatro Carrión?

–Igual que en un pabellón o en una discoteca. No hay intención de que la gente se siente en las butacas. Ya lo veréis.

Datos del concierto de Rayde: Viernes, 1 de marzo: Teatro Carrión (Valladolid). 20:30 horas. Venta anticipada, 17 euros; taquilla, 22 euros. Puntos de venta: www.teatrocarrion.com y taquilla del teatro