Nacho Cano: de Mecano a gurú del yoga

Nacho Cano: de Mecano a gurú del yoga

Reconvertido en empresario de éxito del bikram yoga, el excomponente del grupo español de los ochenta regresa a los escenarios tras veinte años de silencio musical

Sonia Quintana
SONIA QUINTANA

Madrileño de nacimiento pero ibicenco de corazón, Nacho Cano cumplió 56 años el pasado 26 de febrero. Lleva más de 20 sin subirse a un escenario: 2019 será el año de su regreso (si es que alguna vez llegó a irse de verdad). El festival Sonorama ha anunciado este martes la incorporación del excomponente de Mecano al cartel de su próxima edición, que se celebrará del 7 al 11 de agosto en Aranda de Duero (Burgos). Considerado como uno de los mejores compositores españoles de los últimos años, suyos son éxitos, entre otros, 'Un año más' (himno de la Nochevieja desde la Puerta del Sol de Madrid), 'Laika' (canción que habla de la carrera espacial por parte de los rusos con la perra Laika, el primer ser viviente en orbitar la Tierra lanzada dentro del Sputnik 2, el día 3 de noviembre de 1957) o 'La fuerza el destino' (tema que habla de los típicos encuentros amorosos entre los jóvenes).

Más información

Reconvertido en empresario de éxito del bikram yoga (yoga a 40 grados), reside desde hace años en Miami, donde es propietario de un centro que imparte esta disciplina y que cuenta entre sus 'alumnos' con Alejandro Sanz, Paulina Rubio y Britney Spears, entre otros. Así vive Nacho Cano 38 años después de 'Hoy No Me Puedo Levantar', su primera maqueta para Mecano. 'Maquillaje', 'Perdido en mi habitación' o 'Me colé en una fiesta' son otros de los grandes éxitos compuestos por Nacho Cano para el que es considerado como uno de los grandes grupos de pop españoles de los ochenta.

Implicado en causas solidarias, en 1999 creó en Calcuta la ONG Sabera para sacar de la calle a niñas indias, cuya presidencia dejó cuatro años después de estallar varios escándalos. También es cofundador, junto a Alejo Stivel, de los estudios de grabación Fairlight Estudios, con el que hizo sus mejores producciones dentro y fuera de Mecano. En 1994 lanzó su primer trabajo en solitario paralelo a Mecano: 'Un Mundo Separado Por El Mismo Dios' y en 2006, el último: 'Vivimos Siempre Juntos'. Tras el éxito del musical titulado 'Hoy No Me Puedo Levantar' dijo 'adiós' a la música; un 'adiós' que ha resultado ser un 'hasta luego'.