Mauren Choi, violinista: «No veo fronteras, sino túneles que comparten raíces»

La violinista Maureen Choi. /El Norte
La violinista Maureen Choi. / El Norte

La creativa artista norteamericana actuará el domingo en el Teatro Zorrilla

ROBERTO TERNEValladolid

Desde su llegada a España hace seis años, Maureen Choi ha revolucionado ámbitos clásicos y populares absorbiendo localismos y músicas universales que expresa a través de un violín congénito. Su imponente currículum, repleto de formación cosmopolita y de colaboraciones con grandes artistas y orquestas, es la base de una actual propuesta tan volátil como inmersiva. 'Ida y vuelta' es su anterior disco en el que mezclaba música de raíz española con sonoridades latinoamericanas. Actualmente, prepara nuevo trabajo que profundiza en este sentido. El domingo actuará en el Teatro Zorrilla dentro de un momento, el suyo, dulce de popularidad e inquietante en lo creativo.

El concierto

Cuándo y dónde
Domingo 23 de septiembre, en el Teatro Zorrilla a las 19:00 horas

–En su repertorio hay mezcla de música clásica, latina, flamenco, folk… ¿Ha encontrado más puentes que fronteras entre ellas? 

–Definitivamente fronteras no hay ninguna. La mayoría de ellas salen de la necesidad que tenemos de ponerle etiquetas a todo, pero la música, indiferentemente del estilo, está por encima de todo eso. Y más que puentes, lo que hay son túneles entre todas estas músicas, porque muchas de ellas comparten raíces y se nutren y enriquecen unas a otras, especialmente todas las músicas de la diáspora española. Cuanto más conoces, más te das cuenta de que todas están conectadas, igual que la gente de todas estas culturas. Y las diferencias entre la música de cada lugar o cada estilo lo que hacen es enriquecer al conjunto.

–¿Le ha costado mucho a su cuarteto viajar con fluidez por esos túneles intermusicales?

–No. En realidad, somos un grupo de jazz que toca e improvisa sobre composiciones propias inspiradas por músicas de raíz de muchos lugares, con el espíritu y atención al detalle de un cuarteto de cuerdas clásico.

–¿Cree que el violín es un instrumento que se presta más que otros a unir culturas?

–No lo creo. Es muy difícil tocar otros estilos que no sean música clásica. La técnica del instrumento que se estudia está basada en la música clásica, entonces cada vez que intento acercarme a una música diferente tengo casi que inventar mis propias formas de tocar. Si me acerco al flamenco, intento copiar las técnicas de la guitarra y adaptarlas al violín, si toco música venezolana me fijo en los patrones rítmicos del arpa llanera, pero todo basado en la técnica que adquirí estudiando música clásica.

–¿Dejó el ballet por el violín? ¿Le costó mucho tomar esa decisión aunque hoy en día sea una estrella del violín?

–No me considero una estrella del violín. Dejé el ballet y el piano por el violín porque de pequeña hacía las tres cosas a la vez y me encantaba todo. Realmente no fue difícil porque fue una decisión que tomé a los doce años, y a esa edad eres más sincera contigo misma, y no te planteas cosas como el futuro, cuál va ser tu carrera y cuestiones así… simplemente piensas qué es lo que más te gusta, y en mi caso era el violín. Así que fue bastante fácil.

–Según su web, está preparando nuevo disco. ¿Puede adelantarnos en qué consistirá a nivel creativo?

–Desde que vivo en España, he tenido mucha más influencia de la música de aquí, no solo del flamenco sino también de muchas otras músicas de raíz española. Este disco refleja eso más que el anterior, 'Ida y vuelta', donde las influencias eran mucho más variadas. Además, llevo casi 5 años tocando con mi actual cuarteto y la conexión musical entre nosotros es mucho más profunda. Va a ser el disco más 'español' que he hecho en mi vida, pero a al estilo Maureen Choi.

–Ha trabajado mucho entre Madrid y Nueva York. ¿Qué es lo mejor de ambas ciudades para todo músico profesional?

–En Nueva York hay mucha actividad y muchas oportunidades de conocer a muchos artistas diferentes, de todos los lugares del mundo y tocar todo tipo de músicas. Eso es también lo malo, que está saturado. Sin embargo en Madrid, hay una escena más pequeña pero llena de músicos de muchísima calidad con los que es más fácil conectar y desarrollar relaciones musicales. Hay muy buenos sitios para tocar como Recoletos Jazz o el Café Central, pero por desgracia son pocos, y muchos de estos fantásticos músicos lo tienen difícil para tocar y trabajar y muchos tienen que salir fuera de España a intentar que les escuchen.

–¿Estamos en un momento de popularización de instrumentos tradicionalmente clásicos? ¿Qué opina de Ara Malikian?

–Tradicionalmente la música clásica ha sido muy elitista y eso la ha hecho alejarse del público general. Hay música maravillosa que la gran mayoría del público nunca ha escuchado porque no ha tenido acceso a ella, y en ese sentido, todo lo que haga que el público se interese y pueda descubrir más, me parece positivo. Y eso es lo que ha conseguido Ara Malikian con sus espectáculos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos