El Cuarteto Ribera propone 'Ceder a la tentación'

Liz Moore, Jokin Urtasun, Iván García y Jordi Creus. /El Norte
Liz Moore, Jokin Urtasun, Iván García y Jordi Creus. / El Norte

La formación se estrena como residente en el Museo de Escultura con el concierto que se celebra este jueves y que acompaña la muestra 'El diablo, tal vez

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Si 'El diablo, tal vez' presenta en el Palacio de Villena el catálogo de tentaciones sobre las que Brueghel el Viejo articuló su representación de los castigos, el Cuarteto Ribera propone 'Ceder a la tentación' a pesar de la fatalidad moral a la que nos aboca. Con este programa la formación camerística se presenta mañana en la capilla del Museo de Escultura como cuarteto residente, una colaboración multidisciplinar que unirá artes plásticas y música.

El Cuarteto Ribera, formado por cuatro profesores de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) –Liz Moore e Iván García, violines, Jokin Urtasun, viola, y Jordi Creus, chelo–, nació en 2012. En 2018 confeccionaron un programa para acompañar la exposición 'Tesoros eléctricos' que fue 'Música en la era de la industria'. El de mañana gira en torno a tres obras que unen literatura y música en su amor por el cuarteto de cuerda.

Tres compositores, tres siglos y de tres obras literarias detrás. Comenzará la tarde con la 'Suite de The Fairy Queen', de Henry Purcell. Barroco, fuerte ascendente religioso y 'El sueño de una noche de verano', de Shakespeare, de fondo. El amor y la pasión mueven esta suite, dos tentaciones que desbordadas conducen al abismo del pecado.

La Ilustración hace de la razón y el hombre el centro del universo. El cuarteto se desarrolla como «conversación entre cuatro iguales» y Beethoven escribe una amplia literatura para esta formación. Han elegido el 'Cuarteto nº1', el primero de los que dedicó al príncipe Lobkowitz y que terminó en 18000. El compositor describió su segundo movimiento como «dos amantes en trance de separarse».

Y salto al siglo XX con Janácek y su 'Cuarteto nº1. La sonata Kreutzer', que toma la novela de Tolstoi como referente, la tortuosa existencia de un amante roído por los celos. El checo suma a la forma clásica el folk de su país y una idea liberadora de la mujer.

Temas

Oscyl
 

Fotos

Vídeos