«No hay clásico más afín al jazz que Bach»

Los pianistas Alexis Delgado e Iñaki Salvador. /El Norte
Los pianistas Alexis Delgado e Iñaki Salvador. / El Norte

El dúo de pianos Johann Sebastian ¡Jazz! acercan al maestro barroco al Museo de Escultura

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Será el último de los tres conciertos que bajo el título Ultrabachiana ha puesto música a la exposición 'Un moderno entre los clásicos. Baltasar Lobo en la Casa del Sol', del Museo Nacional de Escultura (20:30 h.). Sus protagonistas, Alexis Delgado e Iñaki Salvador, forman el dúo de pianos Johann Sebastian ¡Jazz!. Su unión se produjo a propuesta de la Quincena Musical Donostiarra y el Jazzaldia y la unión de conveniencia es hoy un dúo estable.

«Bach es el único compositor clásico susceptible de ser 'jazzeado' sin que resultado sea una caricatura porque su contrapunto y armonías son familiares al jazz. Desde el primer concierto fue un amor a primera vista. Empezó como un juego para investigar las posibilidades de una música abstracta sin dinámicas, sin tempi, se trata de relaciones armónicas por eso Bach es un manantial inagotable para el jazz, como dijeron Parker o Davies». En cada concierto Alexis e Iñaki exploran distintas lecturas de Bach, «compuso tanto que tienes lo que quieras, tampoco nos ceñimos a las composiciones para teclado, hacemos cantatas, oratorios, fugas, arreglos contemporáneos, de todo». Tampoco tienen papeles asignados, a veces Alexis se ciñe a la partitura original e Iñaki el que 'jazzea', en otras ocasiones uno toca con la mano izquierda «como el bajo en un ensemble de jazz y sobre eso improvisa el otro. En muchos casos no se sabe quién toca qué».

Alexis considera que la aportación historicista es limitadora. «Creen que por tocar con instrumentos de la época eso es tocar al Bach puro. En realidad eso solo te acerca al momento en que compuso Bach. Pero Bach, al igual que Shakespeare, es tan rico que trasciende su momento. Bach es el compositor más moderno dentro de nuestra tradición clásica, mucho más que Wagner. La posibilidad de exploración es inherente a su música porque está abierta, porque no hay definición de tempo, dinámica o instrumentación, así reside su grandeza. No hay clásico más afín al jazz que Bach».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos