Alejo Stivel: «Volver es fabuloso, somos los primeros fans de Tequila»

Alejo Stivel, cantante de Tequila, en pleno concierto. /Efe
Alejo Stivel, cantante de Tequila, en pleno concierto. / Efe

La gira de despedida del emblemático grupo llegará este sábado al festival Músicos en la Naturaleza, en Gredos

ROBERTO TERNEValladolid

Diego A. Manrique definió a Tequila como 'el grupo que desvirgó a este país'. La 'tequilamanía' duró seis años que coincidieron precisamente con la Transición política española. Durante este tiempo el grupo copó los números 1 de la única radiofórmula que había en la FM del momento (la de los 40 principales), acaparó los espacios musicales de la televisión única de entonces, arrasaba en los 'Grandes musicales' que patrocinaba Galerías Preciados, y se colaba (especialmente Ariel Rot) en las carpetas de colegialas adolescentes. Alumnos talentosos de sus satánicas majestades, Tequila decidieron no usar protección en todo aquel frenesí de excitación musical… plantando, como consecuencia, la semilla canalla de la que crecieron discípulos como Ronaldos, Pereza, Zodiacs o los contemporáneos Zigarros. Tras reaparecer en 2008, con Alejo Stivel y Ariel Rot como únicos tripulantes del barco, los 'Tequila senior' andan este año diciendo su adiós definitivo. La de Gredos, el próximo 21 de julio, será la única despedida en Castilla y León. Alejo Stivel nos habla del trascendental momento de toda una despedida.

Tras su regreso puntual en 2008 y 2009, vuelven ahora casi diez años después para decir adiós. ¿Se les olvidó hacerlo entonces?

–Probablemente. En aquel momento, volvimos y lo dejamos otra vez sin decir nada… no hubo ni nota de prensa diciendo que se acababa la gira. Sentíamos que Tequila estaba desde entonces ni vivos ni muertos… quizás un poco como en estado de hibernación ¿verdad? Creíamos más justo volver ahora Ariel y yo con el repertorio de Tequila para ofrecer una despedida a la altura de la historia del grupo. Y de hacerlo divertido, vaya. No queríamos despedirnos a la francesa ni por la puerta de atrás.

Ustedes han sido más de club y de plaza del pueblo que de conciertos en las montañas. ¿Les estimula tocar en Gredos?

–(risas) Sí, claro.. ¡por supuesto! Cada lugar tiene su encanto; y tocar en la sierra es muy inspirador a la vez que bonito. Cualquier lugar es maravilloso para tocar rock and roll.

¿Qué ha supuesto para ustedes reunirse en el nuevo milenio después de tantos años?

–Ha supuesto algo fabuloso. Tequila es algo que tenemos muy dentro. Somos fans de nuestro propio grupo, por tanto, siempre es un buen momento juntarte para tocar las canciones que te gustan.

Tras el fallecimiento de Julián Infante y de Manolo Iglesias solo quedan ustedes y Felipe Lipe, que no está en esta reunión. ¿Hay momento en su repertorio para recordar a los que no están?

–En todo el repertorio están presentes los compañeros que se fueron. No les recordamos solo en la típica balada ni en la típica mención. Los compañeros siempre están ahí cuando tocas la música que compartiste con ellos.

¿Desvirgaron realmente a nuestro país? ¿Creen que fue tan rotunda la 'tequilamanía' que ustedes vivieron desde el ojo del huracán?

–Buenos… (risas) Diego Manrique es muy creativo e imaginativo con las metáforas. Lo que sí es cierto es que en aquellos momentos España era muy virgen.

¿Les sorprende ver a gente 30 años más jóvenes que ustedes cantando sus canciones en un concierto?

–Por supuesto que sí. Y además, nos enorgullece porque muchos ni tan siquiera habían nacido. Estamos muy agradecidos con todo ello. Así es como nos queda claro que hemos aportado algo a mucha gente y a varias generaciones. Me hubiera parecido una osadía pensar en los primeros tiempos que nuestra música fuera a durar tanto.

¿Están preparados para volver Ariel y usted a sus respectivas carreras cuando caiga el telón de Tequila?

–Por supuesto… llevamos muchos años trabajando en solitario. Personalmente, pienso recuperar 'Yo era un animal', que es el disco que lancé el año pasado y que actualmente está en 'standby'. Pero todo eso llegará después del fin de Tequila. Y ahora toca disfrutar este final con muchos amigos.

El Festival Músicos en la Naturaleza abrirá sus puertas el próximo sábado en Hoyos del Espino (Ávila) a las 18:30 horas, con Maná, Tequila y Coque Malla. .