Los Muyayos de Raïz celebran sus diez años con melodías zíngaras

Desde la izquierda, Chuchi Cuadrado, Yosu Ramajo, Ximo Clemente e Iván García forman Muyayos de Raïz. /
Desde la izquierda, Chuchi Cuadrado, Yosu Ramajo, Ximo Clemente e Iván García forman Muyayos de Raïz.

El cuarteto folk actúa este domingo a las 21:00 h. en el Patio Corsario

VICTORIA M. NIÑO

«Rurales, cosmopolitas, gamberros y canallas», así se definen los Muyayos de Raïz, el cuarteto que celebrará sus diez años en la carretera del folk este domingo en el Patio Corsario. A partir de la 21:00 h. sonarán los nuevos temas de estos músicos que han virado ligeramente su rumbo, del sonido celta a las melodías zíngaras centroeuropeas. La reserva de entradas puede hacerse en 607704975.

Ximo Clemente (contrabajo), Iván García (violín), Yosu Ramajo (oboe, flautas, xaphoon) y Jesús Enrique Cuadrado (guitarra) hablarán a través de las dos lenguas «universales» que dominan: la música y el humor. Las practican desde que estudiaban en Utrecht. Poco a poco se han ido ligando a otros proyectos musicales por España (Ximo e Iván forman parte de la Sinfónica de Castilla y León), así que los Muyayos se reúnen como «cuando estabamos en las orquestas juveniles, haciendo encuentros de cinco días de vez en cuando», explica Iván García.

«En este concierto expondremos media docena de temas que quizá formen parte de un próximo disco. Son seis melocotonazos, un sonido más cercano a los Balcanes, menos celta que en nuestro anterior disco, SinPa», sigue hablando el violinista del cuarteto.

Todos a bailar

Si se les pide que hagan balance de estos años de gira por Holanda, China o España, de sus dos discos, de un proyecto para público familiar estrenado el pasado febrero en el Auditorio Miguel Delibes, Ximo Clemente lo tiene claro: «Hemos desarrollado mucho más la parte escénica, con coreografías y más movimiento en el escenario». Abunda en ello Iván quien subraya que «ha ganado el humor, la improvisación. Creo que a nuestros conciertos se va a aoír, bailar y reír. La música y el humor son lenguajes universales». Yosu Ramajo, a ratos oboísta, a ratos flautista, a ratos al xaphoon (saxofón de bambú), tocará sobre todo este último en el concierto de mañana para el tipo de música. Chuchi Cuadrado se pliega a las órdenes y los arreglos de sus compañeros, es el último en llegar. «Intento aportar mi saber, mi estilo como guitarrista, pero los ritmos que tocamos piden determinadas cosas de las que no te puedes salir. Eso sí, soy el que más salto en el escenario, el que estoy más en forma», asegura. Precisamente él es el encargado de enlazar un tema con otro, a través de riffs clásicos de los sesenta, «son guiños, homenajes a Hendrix, los Beatles y otros muchos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos