Miley Cyrus regresa provocativa, obscena y divertida

Miley Cyrus, durante el concierto. /
Miley Cyrus, durante el concierto.

La cantante volvió a los escenarios en el O2 Arena de Londres para dar el pistoletazo de salida a su gira europea 'Bangerz'

REDACCIÓNMadrid

Miley Cyrus volvió a los escenarios para dar el pistoletazo de salida a su gira europea 'Bangerz'. El escenario fue el O2 Arena de Londres y la cantante no defraudó a sus fans y sus críticos. Provocativa, Miley usó sus mejores armas.

Con un vestuario de infarto, sus movimientos provocativos, sus gestos con un toque 'obsceno' y con las pilas cargadas tras su hospitalización por una reacción alérgica, Miley se mostró más contenta que nunca: "Me siento tan bien aquí en vez de estar tumbada en la cama de un hospital con una bruja enfermera pinchándome cada dos por tres", dijo durante su concierto a un entregado público de del O2.

Las canciones eran lo de menos en una noche en la que la cantante quiso demostrar que no ha perdido ni un ápice de su sensualidad. Cambios de vestuario, objetos con los que 'juguetear', insinuaciones constantes e insultos a un público entregado que se marcó convencido de haber disfrutado de un espectáculo en mayúsculas.