La poesía del colombiano Armando Romero

Armando Romero, en la librería A Pie de Página. /Q. S.
Armando Romero, en la librería A Pie de Página. / Q. S.

El escritor presentó la antología 'Un palpitar entre relámpagos', editada por Difácil, en A Pie de Página

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Es la tercera colaboración de Armando Romero con la editorial Difácil. La relación comenzó en su calidad de profesor de Literatura en la Universidad de Cincinatti haciendo la antología de poesía latinoamericana 'Una gravedad alegre'.Después, el Romero narrador publicó con el sello vallisoletano su novela 'Cajambre' y ahora es el Armando poeta quien ha elegido una muestra de los versos de toda una vida en 'Un palpitar ente relámpagos'. Este sábado presentó el poemario en la librería A Pie de Página, acompañado por Juan Manuel Rodríguez y otros amigos.

«El libro refleja diferentes corrientes poéticas que confluyen en dos temas centrales; la escritura y el viaje, que para mí son dos formas de una misma realidad», explica Romero. «Mi poesía posee una tendencia interna hacia el surrealismo, no ortodoxo, no relacionado exclusivamente con la imagen, y hay desde poemas conversacionales a otros más líricos. A veces tiene cierto tono narrativo, por eso del viaje que decía». Estudioso de la literatura hispana, por gusto personal se queda con Álvaro Mutis, en su tierra, con Gonzalo Rojas en la poesía latinoamericana y con Luis Cernuda, de la española.

Aunque lleva muchos años fuera, en su poesía resuena el español de su infancia colombiana, «también pesa mucho el hecho de ser un lector de los clásicos españoles y de la generación del 27». Vivir en un campus es para Armando «como estar en una isla, en una burbuja. Pero fuera de ella, en Estados Unidos siento que es un país que solo se mira a sí mismo, que no tienen referencias de nuestra literatura pero tampoco de la española, la rusa o la francesa. Por eso se ha hecho amigo Trump del norcoreano, son dos países cerrados sobre sí».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos