El necesario orden de los elementos

Inés Rodríguez, Deborah García, Daniel Torregrosa y Juan Ángel Casares. /Henar Sastre
Inés Rodríguez, Deborah García, Daniel Torregrosa y Juan Ángel Casares. / Henar Sastre

Juan Ángel Casares, Deborah García y Daniel Torregrosa celebran el Año de la Tabla Periódica divulgando la química

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

En honor a Mendeléyev y Moseley y en defensa de la ciencia, así celebraron tres químicos acompañados por una astrofísica el Año de la Tabla Periódica de los Elementos en la Feria de Valladolid. El catedrático de la UVA Juan Ángel Casares y los divulgadores Deborah García Bello y Daniel Torregrosa, dirigidos por Inés Rodríguez Hidalgo, directora del Museo de la Ciencia, mostraron la grandeza del «orden de la lista de los ingredientes de todo el planeta».

Casares reconoció la dificultad de sistematizar y comunicar la química para que sea comprendida. «La mente humana necesita orden y la tabla de Mendeléyev procuró lo que se ha llamado 'la mayor compilación de saber en un mínimo espacio'. Medio siglo después de su publicación, se encontró el sentido de ese orden. La ciencia es predictiva», explicó el profesor de inorgánica que mostró otra tabla más reciente que organiza los elemento en función de su presencia en la Tierra y su uso, lo que debiera ayudar a «administrar nuestros recursos». Daniel Torregrosa, autor de 'Del mito al laboratorio', se centró en el nombre de esos elementos y su relación con la mitología clásica, desde la griega a la noruega. «Es otra manera de aproximarse a la tabla y de enamorarse de este icono de la ciencia». Torregrosa rompió una lanza por Moseley, el químico que dio sentido al orden según el número atómico de cada elemento y que murió prematuramente, a los 27 años, en la batalla de Galípoli en 1915.

Deborah García, autora de '¡Que se van las vitaminas', ejemplificó en la falsa creencia de que el zumo hay que tomarlo de inmediato o la vitamina C se evapora, algunas falacias con las que convivimos. «La vitamina C es un conservante y un zumo la mantiene 12 horas en perfecto estado. Conocer que es lo mismo que el ácido ascórbico o E300 (nomenclatura para los conservantes) nos ayudará a dejar de tener miedo a los nombres y tomar mejores decisiones en nuestra vida». Los mensajes publicitarios engañosos en cuanto a la composición de cosméticos o productos de limpieza fueron también descubiertos.