Muere Ramón Chao, el cronista resistente

Ramón Luis Chao Rego, en una imagen de archivo./Luis Sevilla
Ramón Luis Chao Rego, en una imagen de archivo. / Luis Sevilla

Fallecido en Barcelona a los 82 años, el legendario periodista y escritor fue la voz del antifranquismo desde la radio pública francesa | Padre del músico Manu Chao, destacó como activista en favor de la cultura hispana en París

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Durante años, cuando el franquismo necesitaba ya liberarse del lastre dictatorial, la generación de españolas que atisbaba el cambio se informaba de lo que pasaba aquí través de la pluma y la voz de Ramón Chao, el cronista resistente que contaba España desde París con sus artículos en 'Triunfo' y 'Le Monde Diplomatique' y sus programas en Radio France Internationale. El apellido Chao es familiar para las últimas generaciones gracias al músico Manu Chao, hijo del legendario periodista, escritor y también músico, que falleció el domingo en Barcelona a los 82 años.

Gallego de Vilalba (Lugo), nació Ramón Luis Chao Rego en 1935. El menor de una familia de seis hermanos, su padre emigró a Cuba y retornó a Galicia sin fortuna para montar un hotel en su pueblo. Con una beca de la Diputación de Lugo y del Ayuntamiento de Vilalba viajó Ramón Chao a Madrid en 1946 para estudiar música en el conservatorio y concluir el bachillerato.

Pero desarrollaría el grueso de su carrera profesional en París, donde llegó con poco más de 20 años, en la década de los 60, para estudiar piano gracias a una beca una beca de la Comisaría de Educación Popular del Gobierno español. Alumno del Colegio de España y el Colegio de Noruega, estudió con Lazare-Levy y Magda Tagliaferro, y pronto comenzó a colaborar en la radio como comentarista musical. En la emisora pública Radio France fue nombrado en 1968 jefe del servicio cultural en español y portugués. Una década más tarde ya dirigía todas las emisiones en ambos idiomas de la cadena gala.

Avecindado en París, mantuvo siempre el contacto con España y con su Galicia natal. Llegó a programar emisiones en gallego, catalán y euskera en un tiempo en el que el franquismo prohibía aún expresarse en las lenguas vernáculas de Galicia, Cataluña, y Euskadi. Dirigió estas emisiones hasta que Franco logró que el Gobierno francés las suprimiera.

Medios

Colaborador muy activo de la prensa francesa, destacado crítico literario en 'Le Monde' y analista del 'Le Monde Diplomatique' a las órdenes de Ignacio Ramonet, Chao había escrito también para diarios como 'La Voz de Galicia', 'Pueblo' o 'El Alcázar', cabecera de la que desertó cuando pasó a estar controlada por la Hermandad de los Defensores del Alcázar.

Fue también un destacadísimo activista de la cultura hispana en París, desde donde tendió puentes con la península Ibérica y Latinoameríca. Creó e impulsó el premio Juan Rulfo, galardón otorgado por Radio France desde 1982 y organizado en colaboración con el Instituto Cervantes de París, la Casa de América Latina, el Instituto de México en París, el Colegio de España.

Prolijo narrador de múltiples registros, en su bibliografía figuran una veintena de obras. Desde un ensayo sobre la evolución de George Brassens a varias guías de París pasando por un estudio sobre la oposición al franquismo, 'Después de Franco, España', a títulos como 'Prisciliano de Compostela', 'La pasión de la Bella Otero' y 'Un posible Onetti', un volumen sobre Juan Carlos Onetti, narrador uruguayo y premio Cervantes a quién también le dedicó un documental.

Padre de los músicos Manu y Antoine Chao -fundadores de los grupos 'Host Pants', 'Chihuahuas', 'Los Carayos' y 'Mano Negra'- y hermano del teólogo y escritor Xosé Chao Rego, le divertía que le confundieran con su hijo Manu, que le presentarán como su hermano e incluso como el hijo de su propio vástago. Que su apellido se hubiera hecho universal gracias a 'Mano Negra', banda mestiza en la que el español y el francés convivían con naturalidad. De una gira en la que acompañó al grupo por tierras colombianas surgió el libro 'Mano negra en Colombia: Un tren de hielo y fuego'.

Colaboró también en varias películas como 'Llorens Artigas' (1970), 'Arriba España', de José María Berzosa y André Camp (1976), '501 ans plus tard' (1986) y 'Trois jours plus tard' (1989) ambas de Berzosa. En 1991 fue nombrado Caballero de las Artes y las Letras por el Gobierno francés y seis años más tarde recibió el Premio Galicia de la Comunicación.

 

Fotos

Vídeos