El lujo de disfrutar de todo Durero

El libro está cosido y encuadernado a mano con siete nervios en el lomo./CM EDITORES
El libro está cosido y encuadernado a mano con siete nervios en el lomo. / CM EDITORES

El sello CM Editores culmina una década de investigación con una deslumbrante y exhaustiva publicación sobre el maestro alemán

ALMUDENA SANTOSMadrid

Tras diez años de trabajo multidisciplinar, el sello CM Editores publica 'Absolute Durero', una edición artística limitada de 999 ejemplares que muestra todas las facetas del genial grabador, pintor, retratista, poeta, editor y teórico del arte Alberto Durero (Núremberg, 1471-1528). Una lujosa edición que encierra en sus 500 páginas lo más relevante de la influyente obra del polifacético artista alemán, cima del Renacimiento en Europa central, y culmina una honda y larga investigación sobre su vida y obra a cargo del catedrático de Historia del Arte Jesús María González de Zárate.

Conocido como el Leonardo da Vinci del Norte, de múltiples intereses e insaciable curiosidad, Alberto Durero fue uno de los principales renovadores del grabado y del autorretrato, además de un pionero en el reconocimiento de los derechos de autor, tanto que para muchos es quien prácticamente acuñó el concepto de 'copyright'.

La editorial CM ha recopilado 600 imágenes de alta calidad de sus obras, repartidas por museos como El Prado, el Louvre, la Galería Ufizzi o el MoMA de Nueva York. Incluye algunos fragmentos del diario del artista que se han transcrito por primera vez y que revelan parte de su intimidad, del peso de un matrimonio forzado por dinero a su íntimo desprecio hacia algunos pintores italianos.

CM Editores, sello especializado en facsímiles y libros artísticos, ya había realizado cinco ediciones facsímiles sobre Durero. En un desafío técnico, suma esta ambiciosa y deslumbrante edición, realizada en un papel especial de fabricación italiana -Fedirigoni Acquerello Bianco de 160 gramos- que reproduce el tacto de un lienzo y otorga mayor realismo a las reproducciones. Cosidos y encuadernados a mano con siete nervios en el lomo, cada ejemplar, de 45x33 centímetros y 8,5 kilos de peso, es un precioso objeto de deseo. Toda una tentación para los coleccionistas, que deberán desembolsar 2.695 euros si quieren una copia de esta edición única, limitada y que está firmada ante notario.

Los textos son de González de Zárate, toda un autoridad que ha estudiado a fondo la vida y obra de Durero, que en sus 54 años de vida elaboró 120 cuadros, 350 xilografías, 100 grabados en cobre y alrededor de 1.200 dibujos. Para algunos sería lo que hoy consideramos un 'fashion victim' adicto al selfi, dado que fue Durero quien engrandeció el autorretrato con la icónica pintura que conserva El Prado.

No quiso seguir el oficio de orfebre de su padre y mostró desde niño aptitudes excepcionales para el dibujo. Comenzó trabajando en un taller de grabados de madera, pero decidió viajar por Europa para ampliar su formación. Enamorado de Italia, en especial de Venecia, no ahorró críticas a la hipocresía de algunos artistas italianos: «Al ver a estos hombres, se les tendría por la gente más amable del mundo, más ellos se ríen de todo», llegó a escribir en su diario.

La exhaustiva y lujosa edición permite al lector adentrarse en el Renacimiento alemán, la Reforma y el Papismo, en el retorno a la Mitología tras el oscurantismo medieval y en las alegorías que impregnan la obra de Duero, que revolucionó el arte del grabado y cuya influencia es perceptible en Goya, Picasso o Dalí.

Temas

Libro