Las librerías vallisoletanas se reivindican en tiempos convulsos

Gustavo Martín Garzo departe sobre una de sus recomendaciones con dos lectoras. /R. Jiménez
Gustavo Martín Garzo departe sobre una de sus recomendaciones con dos lectoras. / R. Jiménez

El escritor Martín Garzo recomendó libros a los lectores en Oletvm en un día con rebajas del 5%

Jesús Bombín
JESÚS BOMBÍNValladolid

Los escaparates de las librerías amanecieron este viernes con carteles anunciando un 5% en las compras de libros, un gancho con el que el sector intenta reivindicarse en tiempos turbulentos, afectado por la competencia de grandes plataformas como Amazon a la par que por el cambio de los hábitos de ocio.

El escritor vallisoletano Gustavo Martín Garzo acudió este viernes a Oletvm con motivo del Día de las Librerías y, mezclado entre los lectores, recomendó algunos de los títulos que pueblan las estanterías. «Hay que apoyar a los libreros y la existencia de estos lugares», afirmó el autor de 'La ofrenda'. «La labor de mediación que hacen las librerías entre aquel que escribe y el lector es imprescindible, y en estos momentos duros para ellos es importante animar a la gente a que vaya a estos establecimientos, se encuentre en ese mundo y confíe en los libreros. Cuando uno está desorientado ante tal abundancia de novedades el consejo que puedan dar es muy aprovechable».

'Una noche en el paraíso', de Lucia Berlin; cualquiera de los poemarios de la última ganadora del Cervantes Ida Vitale o 'Las amantes boreales', de Irene Gracia, fueron algunas de las preferencias que a pie de estantería lanzó Martín Garzo a los lectores.

Los viernes, mayor afluencia

En Margen, Manuel Cambronero confiaba en que se animara el ambiente entre los lectores a medida que transcurrían las horas, en coincidencia con que el atardecer de los viernes suele ser uno de los momentos de mayor afluencia a las librerías. «El recurso del 5% de descuento funciona y anima a lectores más allá de los cómplices que vienen habitualmente», comentaba.

La misma confianza en el horario mostraba Ana García Allué tras el escaparate de En Un Bosque de Hojas. «Ha habido gente que al saber que había descuento ha aprovechado para comprar algo más». En Oletvm la mañana fue relajada, «como todas», comentaba Estrella García Martín, mientras por la tarde dos presentaciones literarias y la presencia de Martín Garzo animaron a la parroquia lectora.

Más optimista se mostró Marco Antonio Blanco, presidente del Gremio de Libreros, que decidió sacar una mesa con 150 libros a la calle, a las puertas de su local Don Quijote en la Victoria. «Se han vendido más libros infantiles, hay gente mayor que pasa y piensa en los nietos. Iniciativas como la del Día de las Librerías son necesarias y hay que convertirlas en hábito, como el Día del Libro, que ha cogido un auge imparable».

 

Fotos

Vídeos