José Yoldi presenta una novela inspirada en el crimen de los marqueses de Urquijo

El escritor José Yoldi presenta en el Teatro Zorrilla su nueva novela. /Gabriel Villamil
El escritor José Yoldi presenta en el Teatro Zorrilla su nueva novela. / Gabriel Villamil

El Teatro Zorrilla acoge el acto de presentación de la novela noir 'Más allá del punto de no retorno'

SAMUEL REGUEIRAValladolid

El periodista y escritor José Yoldi presentó ayer 'Más allá del punto de no retorno', su tercera novela de género 'noir' protagonizada por la periodista Paz Guerra, y cuyos acontecimientos se inspiran en torno al recordado crimen de los marqueses de Urquijo, sucedido en España a principios de la década de los ochenta. El autor celebró este miércoles el acto de presentación en la Sala Experimental Fernando Urdiales del Teatro Zorrilla, y estuvo acompañado por el también periodista Aniano Gago y por el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero.

«Es una obra en la que suceden muchas cosas, como ocurrió en la realidad, si bien está pasada por el tamiz de la ficción», declaró Yoldi momentos antes del acto. Su protagonista vive con esta su tercera aventura, tras 'El enigma Kungsholm' y 'La noche perdida' (en la que compartió, además, protagonismo con unos cameos de la célebre pareja de guardias civiles Chamorro y Bevilacqua, de la saga criminal firmada por Lorenzo Silva): «Paz ha evolucionado con cuidado: sigue siendo el mismo personaje en el equipo de investigación de 'La Crónica', diario de referencia de toda la prensa nacional, y sigue teniendo los mismos problemas especialmente en las relaciones con los jefes, más cautos y precavidos a la hora de publicar cualquier información».

Un año ha necesitado Yoldi para trabajar en esta, su tercera novela, si bien confiesa encontrar menos dificultades con cada nuevo proyecto: «Soy bastante anárquico, un día avanzo hasta la extenuación y al siguiente borro todo y estoy dos semanas sin tocarlo», expuso. «Tengo amigos que a las seis de la mañana se ponen a la mesa con el ordenador y están hasta la tarde. Yo ya no soy de esos: soy un jubilado feliz que no pretende el Nobel, pero sí quiere que sus novelas sean amenas y que la gente no se aburra: eso es, para mí, lo más importante».

 

Fotos

Vídeos