«En independencia judicial estamos lejos de lo que queremos ser»

Bosch y Escolar, en la Facultad de Derecho./RODRIGO JIMÉNEZ
Bosch y Escolar, en la Facultad de Derecho. / RODRIGO JIMÉNEZ

Ignacio Escolar y Joaquim Bosch presentan 'El secuestro de la justicia' en el Aula Mergelina

SAMUEL REGUEIRAValladolid

El Aula Mergelina de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid ha acogido este martes la presentación del libro del juez Joaquim Bosch y el periodista Ignacio Escolar, 'El secuestro de la justicia', en un acto presentado por Laura Cornejo. «El Consejo de Europa ha advertido repetidas veces a España sobre la politización de su justicia, mediante informes sucesivamente demoledores», introdujo la colaboradora de eldiario.es.

«En el libro tratamos de explicar cómo hemos llegado a este deterioro institucional», apuntó Bosch. «Tenemos un problema de configuración en nuestros poderes», recalcó el magistrado, para quien el Supremo debe mantener una necesaria apariencia de imparcialidad, especialmente a la hora de juzgar casos de corrupción o cuestiones tan delicadas como las acusaciones contra los políticos independentistas.

«El planteamiento no supone ninguna crítica a los políticos», insistió Bosch, «sino al lugar que estos deben ocupar». La consolidación de los métodos y ardides de la corrupción va, para este jurista, muy por delante de la capacidad de maniobra de los jueces, a quien no se le escapa que la legislación «va en bicicleta contra ejecutivos que huyen en Mercedes» mientras se muestra implacable contra las clases más humildes. El libro también aborda otras cuestiones sociales como la judicialización de la violencia machista o la elección de los jueces de la cúpula por parte de los políticos.

«En cuestiones de independencia, España está lejos de lo que quiere ser», apuntó Escolar, quien también miró a su experiencia afrontando las denuncias por destapar el caso del máster de Cristina Cifuentes. Para el periodista se suman dos coyunturas: el aforamiento, por un lado, y ese control de las élites judiciales que se ostenta desde la esfera política, por otro. Diferentes evidencias de este 'secuestro de la justicia' han ido trasluciendo, de acuerdo a los autores, en mensajes y whatsapps como el de Cosidó, portavoz del PP en el Senado, tranquilo por controlar la Sala Segunda de lo Penal «desde detrás» (misma que analizó el máster de Pablo Casado), o el SMS de Rajoy a Luis Bárcenas: «Hacemos lo que podemos. Sé fuerte».

 

Fotos

Vídeos