Un grumete atónito en la carabela Santa María

Ramón García Domínguez y Jesús Redondo Román, con su novela 'El huevo de Colón'. /Henar Sastre
Ramón García Domínguez y Jesús Redondo Román, con su novela 'El huevo de Colón'. / Henar Sastre

Ramón García y Jesús Redondo publican en España 'El huevo de Colón', una novela juvenil que ya ha conquistado América

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Este mes de abril llega a las librerías españolas 'El huevo de Colón', una novela juvenil que firman el escritor Ramón García y el ilustrador Jesús Redondo, vallisoletanos ambos. Publicado por la editorial Norma, primero ha conquistado América y comienza su andadura en España.

Antón García, un grumete de quince años que viaja en la carabela Santa María, hace el camino inverso al libro. Sale de España en la expedición de Colón y nos cuenta su aventura en tono desenfadado, a ratos asombrado, a ratos divertido. «El no va a conquistar nada», dice Ramón García de su 'antepasado' Antón cuyo viaje iniciático, cuyo descubrimiento del mundo coincide con el un nuevo continente. Llegar a Cipango por otro camino, contrario al de Marco Polo, era el objetivo de Colón. El de Antón García será sobrevivir a unas condiciones de vida que van deteriorándose a medida que avanzan las naos, entre marineros bregados y ambiciosos capitanes. Ramón García hace una inmersión en el lenguaje del XVI y en sus costumbres para dotar a su cronista de verosimilitud, con advertencia de uso: «cuando uno habla en verso no se puede mentir».

El grumete entretiene sus horas libres tocando el caramillo a cuyo son acude una rata, bautiza como doña Juana. Y el otro insólito don de Antón García es el de ser ventrílocuo. En el quicio de una infancia abandonada demasiado pronto y en el albor de una madurez apresurada abre los ojos este protagonista en la hazaña más apasionante.

Este es el sexto libro de Ramón García publicado en el sello Norma. 'El huevo de Colón' sucede a '¡Por todos los dioses!', 'Revoltijo', 'Un grillo del tercer milenium', 'Soloman' y 'Soloman dos'. Por su parte Jesús Redondo, el dibujante del Capitán Trueno ha puesto su ágil trazo al servicio de un desgarbado Antón, cuidando con especial mimo las referencias de época y primando la acción.