La Feria del Libro Antiguo y de Ocasión reúnirá 21 librerías con el reto de ser «la primera de España»

Cristina Pérez Tejera, presidenta de Alvacal; Ana Redondo, concejala de Cultura y Turismo, y Rafael Moral, vicepresidente de Alvacal,durante la rueda de prensa./
Cristina Pérez Tejera, presidenta de Alvacal; Ana Redondo, concejala de Cultura y Turismo, y Rafael Moral, vicepresidente de Alvacal,durante la rueda de prensa.

El Paseo Central del Campo Grande acogerá desde el 12 de abril al 1 de mayo la XVII edición organizada por Alvacal, que lamenta que las administraciones «solo apoyen las ferias de libro nuevo»

Jesús Bombín
JESÚS BOMBÍNValladolid

La XXVII Feria del Libro Antiguo y de Ocasión pondrá miles de ejemplares a la venta en el Paseo central del Campo Grande desde el viernes 12 de abril hasta el 1 de mayo, en un certamen organizado por la Asociación de Libreros d e Viejo y Antiguo de Castilla y León (Alvacal) que atraerá a 21 librerías.

Los operarios ultimaban ayer el montaje de las casetas en una edición que aspira a convertir la feria «en la primera de ocasión de España», anunció Cristina Pérez Tejera, presidenta de Alvacal, toda vez que, comentó, «la de Salamanca atraviesa por problemas porque la quieren desplazar de su ubicación tradicional a otro lugar».

Entre las librerías participantes se encuentran trece asentadas en la capital y pueblos de Valladolid: Azacán, Libros Ortega, Maxtor, Pariente Libros, Páramo y La Leona; Bibliomanía y El Reino Secreto, de Segovia; Tu Librería de Siempre y El Buscón, de Salamanca; Cajón Desastre y Camino de Santiago, de León, y la burgalesa Valdezate. De otras provincias recalarán ocho establecimientos: Ramón Urbano, de Granada; El Velo de Isis, de La Rioja; Treserras, de Barcelona; Roales, de Santander; Zaitegui, de Madrid; Códice, de Mälaga, y Asilo del Libro y Liberría Al Tossar, de Valencia.

Cristina Pérez Tejera señaló que el oficio de librero de viejo no atraviesa por sus mejores momentos, aunque el sector se halla sometido a menos vaivenes para resistir que el de libro nuevo, pues trabaja con una parte de material descatalogado que suele tener gran demanda a través de Internet. Esta circunstancia hace que la mayoría de los libreros de ocasión hayan cerrado sus locales en ciudades y se hayan trasladado a pueblos en busca de más espacio para almacenar una gran cantidad de fondos que surten por la Red y envíos por correo. Es el caso de Cristína Pérez Tejera, que trasladó su librería La Leona de la céntrica calle Juan Mambrilla de Valladolid a la localidad vallisoletana de San Miguel del Arroyo.

Con todo, la responsable de Alvacal sostiene que el mayor problema del sector es la falta de apoyo de los ayuntamientos, «que prefieren primar a las ferias del libro nuevo», y de la Junta de Castilla y León, «que no nos concede ninguna ayuda pese a que organizamos siete ferias». No obstante, asegura que en el caso de Valladolid el certamen «ha mejorado en los últimos cuatro años con la colaboración del Ayuntamiento».

Animó también a superar la «lucha gremial» desatada entre libreros de nuevo y de viejo, «un enfrentamiento que no entiendo, pues cada uno desempeñamos nuestro papel promoviendo la cultura y la lectura».

El viernes abrirá una feria en la que en las 21 casetas de librerías se pondrán a la venta libros catalogados como de segunda mano (actuales), viejos (unos cien años) y antiguos (anteriores a 1830).

La venta de libros se verá complementada por conciertos, talleres de pintacuentos, cuentacuentos, teatro, mesas redondas, proyección de cortometrajes sobre comercio justo, presentaciones literarias y conferencias que se desarrollarán en una carpa instalada en el Paseo Central del Campo Grande, al igual que la exposición 'De la Biblia de Gutenberg a la Enciclopedia Álvarez', que ofrecerá «un recorrido a través del libro desde Maguncia hasta el Valladolid de nuestros días», se anuncia en el artel del certamen. «Lo que puede hacer una administración es empujar para un certamen como este, que cuenta con 27 años de trayectoria», indicó la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo. «El libro ha sido una de las banderas de esta legislatura y la Feria del Libro de Valladolid, que estaba relegada, ahora es una de las mejores de España, y somos también la mejor Feria del Libro de Ocasión de España».

Los horarios de la feria serán de 11:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas de lunes a viernes, y los días festivos la apertua se ampliará media hora al medio día y por la la noche.