Luis Antonio de Villena reúne en ‘Cuerpos, teorías, deseos’ una antología de su poesía sensual

Luis Antonio de Villena reúne en ‘Cuerpos, teorías, deseos’ una antología de su poesía sensual

El poeta madrileño destaca «el culto a la belleza» que existe en sus poemas

ALFREDO GÓMEZ

Más de cuatro décadas de poesía reunida en una sola obra. Con una lectura atípica, entre la charla distendida y el diálogo teatralizado, Luis Antonio de Villena presentó en la madrileña Residencia de Estudiantes su última obra Cuerpos, teorías, deseos, «una antología de los poemas que he escrito a lo largo de mi vida. Curiosamente, no tiene ningún poema inédito, sino que es una selección de mi poesía editada entre 1971 y 2012».

Para el poeta madrileño, la poesía hay que saborearla poema a poema, sin prisa, con tiempo y tranquilidad. «La poesía es literatura pura, mucho más que el teatro, el ensayo o la novela y quizá llegue peor al lector. Está claro que un libro de poesía no es igual que una novela. La novela sería similar a tomarse una caña de cerveza, puede tomarse de un trago, de una sola vez. La poesía, sin embargo, es como tomar un chupito de licor. Hay que ir sorbo a sorbo, saborearlo poquito a poco».

Considera que su mundo en la poesía «es la sensualidad, el erotismo, el culto por la belleza» y eso es lo que ha querido mostrar en esta obra Cuerpos, teorías, deseos, en la que el propio título ya advierte al lector de su contenido.

«El deseo es más importante que el amor. Me refiero a desear a la persona amada, más que al propio acto del amor. Todo lo que se convierte en el matriz de la vida».

Este libro de Luis Antonio de Villena está editado por la editorial madrileña Verbum, especializada en autores cubanos y que tiene gran audiencia en Latinoamérica y en los muchos núcleos del exilio cubano, «lo que viene siempre bien a los autores», afirma.

El poeta madrileño desvela que «Verbum me pidió hace tiempo una antología de mi labor poética, unos poemas escogidos por mí mismo con un par de páginas introductorias sobre mis versos. La hice poco antes del verano y acaba de salir. Se trata de una edición muy cuidada».

Tiene claro que en cada acto poético o cultural «hago una invitación a la lectura, en la que también leo poemas de otros autores que me gustan, para destacar el valor poético de la palabra y para que resulte más cálido al público. Lo importante es que ellos salgan contentos y con ganas de leer los poemas del libro en sus casas».

 

Fotos

Vídeos