Y siguieron por él a la ventura, sin otro designio alguno

Hay que decir «a la ventura» y no «a la aventura»

Y siguieron por él a la ventura, sin otro designio alguno
MARÍA ÁNGELES SASTRE

Un caso real: estudiante de Bachillerato que dice que ha leído la primera parte del 'Quijote' (por obligación, claro está). Le pregunto que si le ha gustado y me dice que sí, que le ha parecido divertido (menos mal que no me ha dicho 'bonito', palabra que aborrezco para calificar una obra, del tipo que sea). Y él me pregunta que si hay que decir «a la aventura» o «a la ventura» porque ha leído «a la ventura» y le parece que está mal.

En el capítulo 21, «Que trata de la alta aventura y rica ganancia del yelmo de Mambrino, con otras cosas sucedidas a nuestro invencible caballero», después de arremeter don Quijote contra un barbero y exigirle que le entregue el yelmo sobre el que hizo el juramento, que en realidad era una bacía, don Quijote y Sancho almuerzan y siguen por el camino sin rumbo fijo.

El texto dice así: «Hecho esto, almorzaron de las sobras del real que del acémila despojaron, bebieron agua del arroyo de los batanes […], subieron a caballo, y sin tomar determinado camino (por ser de muy caballeros andantes el no tomar ninguno cierto) se pusieron a caminar por donde la voluntad de Rocinante quiso, que se llevaba tras sí la de su amo, y aún la del asno, que siempre le seguía por donde quiera que guiaba en buen amor y compañía. Con todo esto volvieron al camino real, y siguieron por él 'a la ventura', sin otro designio alguno».

La RAE ha aceptado la variante 'no hay tu tía' como una falsa separación de 'no hay tutía', equivalente de 'no hay remedio'

Efectivamente, hay que decir «a la ventura» y no «a la aventura». No es que en la época en que se escribió el 'Quijote' se dijera de una manera y ahora se diga de otra. No. A veces hablar o escribir es complicado o está lleno de trampas y esto hace que cometamos errores a menudo. La 'trampa' aquí está en la similitud entre las palabras 'ventura' y 'aventura' que suenan casi igual

Ya he hablado en ocasiones en esta sección de este tipo de trampas. Una modelo española dijo que le gustaban los toreros que 'estaban en el candelabro' en vez de los que 'estaban en el candelero'. El parecido fónico y semántico de las dos palabras le jugó una mala pasada; se trató de una modificación involuntaria y no intencionada. Una tertuliana dijo que había que 'poner los puntos sobre las tildes' en vez de 'sobre las íes'. Y en la última edición del 'Diccionario de la lengua española' (2014), la RAE ha aceptado la variante 'no hay tu tía' como una falsa separación de 'no hay tutía', usada como equivalente de 'no hay remedio', porque la tutía se empleaba con fines medicinales.

En el caso que nos ocupa, la expresión «a la ventura» es equivalente de «a ventura» y de «a la buena ventura», con el significado de 'sin determinado objeto ni designio; a lo que depare la suerte', 'al azar', 'a lo que salga' o 'a la buena de Dios'. Así que, en ejemplos como 'No te vayas a la aventura; deberías organizar tu viaje', sería preferible utilizar 'a la ventura' porque la forma 'a la aventura' no existe.

Por lo tanto, nada de viajar 'a la aventura'; ni de navegar 'a la aventura'; ni de ir 'a la aventura' a un examen sin haberlo preparado antes.

He realizado una búsqueda rápida en Google y el resultado es sorprendente: casi veintiún millones de apariciones de «a la aventura» frente a 347.000 resultados de «a la ventura», lo que demuestra la frecuencia aplastante de la forma incorrecta. De todos modos, hay que afinar estos datos porque no todas las apariciones de la forma incorrecta se corresponden con la locución adverbial. Pero una consulta a casi un centenar de estudiantes universitarios sobre ir 'a la aventura' o 'a la ventura' a un examen sin haberlo preparado antes ha arrojado el cien por cien de casos de la opción incorrecta, en consonancia con el estudiante de Bachillerato, quien también tanteó en su clase sobre si la gente va 'a la aventura' o 'a la ventura' a un viaje sin haberlo preparado antes y todos le respondieron con la forma considerada incorrecta.

No me extrañaría que en sucesivas ediciones del diccionario académico la RAE se planteara la posibilidad de incluir la variante hoy considerada incorrecta en atención a su elevado uso, como ocurrió con 'no hay tu tía'.