James Rhodes se reúne con Pedro Sánchez para pedir reformas contra la pederastia

Violado sistemáticamente desde los 5 hasta los 10 años por su profesor de gimnasia, el pianista británico, James Rhodes pide al Presidente del Gobierno protección para los menores. En una carta publicada por el Diario El País relata su calvario: "TT Aunque los adultos veían que sangraba, lloraba y me ponía histérico me enviaban de vuelta a los brazos (las piernas, mejor dicho) de mi violador".Una historia, la suya, que pone los pelos de punta y que se repite con otro menores porque según indican los datos recogidos por Save The Children "Aunque el 70% diga que aviso a un adulto solo el 15% lo denunció a la policía". Una cruda realidad, la del abuso sexual que dura de media 4 años. Las consecuencias son devastadoras para quien las sufre. Secuelas psicológicas y físicas que narra en esta carta publicada en el Diario El País. Entre ellas, las 3 operaciones de espalda a las que se sometió. Un daño que provocado por las embestidas de su agresor. Por ello pide al Presidente del Gobierno celeridad. "Aunque no lo vea con sus propios ojos como violan a un niño, está sucediendo ahora mismo. Necesito que actúe rápido" apunta en la carta. En ella además pide un cambio en la legislación: "Cuando se trate de niños hay que dejar de distinguir entre abusos y agresión. Siempre es agresión"Petición a la que Pedro Sánchez respondió este mismo viernes en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, quién señaló "Se pueden hacer muchas cosas en beneficio de los más débiles y este Gobierno las va a hacer".Los frutos: una reunión entre ambos horas más tarde y un compromiso que Rhodes publicó en Twitter: "Me ha dado la palabra de que en septiembre dejaremos de hablar para pasar a la acción". Defiende que el sistema para proteger a los más vulnerables se ha roto, y por ello pide reformarlo.