Francisco Umbral, más vivo que nunca

Bénédicte de Buron y María España Suárez. /J. N.
Bénédicte de Buron y María España Suárez. / J. N.

La revista ‘Actio Nova’, de la Autónoma de Madrid, dedica su primer monográfico al antiguo columnista de El Norte

JESÚS NIETO JURADOMadrid

Umbral fue un autodidacta de libro. Su bagaje literario vino tras un profundo proyecto vital que pasaba por todas las lecturas y por hacer de la escritura una forma propia de enfrentarse a la existencia. «Escritor total» para sus exégetas, no fue un «novelista puro», y en su obra más popular, la columnística, llevó a cabo una mixtura constante de poesía, actualidad y ternura: «Hibridismo de géneros».

Fue un personaje poliédrico en tanto que «escritor público». Pero ese escape de los estrechos cánones de la Historia de la Literatura ha provocado que, hasta hace pocos años, su obra anduviese «libre de aproximaciones académicas». Y si en España la totalidad del personaje Umbral en los ‘mass media’ se le hacía un tanto refractario al mundo universitario, en Francia una serie de hispanistas empezaron a reivindicar su obra como fedataria de un tiempo y de una España. Una obra portadora de «un vanguardismo» que, a los diez años de su muerte, Bénédicte de Buron, profesora francesa, estudia y difunde con pasión.

Sostiene De Buron, coordinadora del monográfico de ‘Actio Nova’, que aunque los enemigos de Umbral «le pensaban muerto y enterrado» a los diez años de su fallecimiento, su legado «nunca ha estado tan vivo, tan añorado, tan estudiado, tan presente y tan de actualidad» como ahora. Quizá porque «cuarenta años después las nuevas generaciones reprochan a sus mayores lo mal que han llevado a cabo la llamada Transición española», sin darse cuenta de algo que glosó el escritor: «que el consenso no fue nada fácil, ni mucho menos». En este aspecto también incide Victor Gutiérrez Sanz, de la UVA, que contrapone «una crisis del relato de la Transición» –cantado por Umbral– con este presente inmediato en el que «toca esperar qué trama narrativa se convierte en la dominante» cuando se narren los acontecimientos actuales.

Precisamente sobre la actualidad de Umbral, sobre su compromiso con la realidad escrita frente a lo que hoy se conoce como «posverdad», pivotan varios de los capítulos científicos del monográfico, editado en papel con el apoyo de la Fundación Francisco Umbral. En dicho número, los especialistas abarcan temáticas como el humor del autor en el relato de la Transición española, el influjo de la pintura en la creación del columnista de El Norte de Castilla, así como la relación creativa de ida y vuelta con tótems como Camilo José Cela o Alberti. Y si bien en el monográfico Denis Vigneron propone «leer y releer a Francisco Umbral en la era de la posverdad», también se estudia el impacto de la feminidad o de la música en su mundo creador. En el voluminoso monográfico se sitúa al autor de ‘Las ninfas’ frente al espejo de Lord Byron o el de Mario Vargas-Llosa, un escritor con el que a priori no guarda excesivas concomitancias. Artículos diversos y especializados que diseccionan a Francisco Umbral a la luz de la Teoría de la Literatura y la Literatura Comparada.