Enrique Bustamante: «La utopía puede lograrse aunque sea a trozos»

Enrique Bustamante, en el Patio Herreriano. /Henar Sastre
Enrique Bustamante, en el Patio Herreriano. / Henar Sastre

El catedrático de Comunicación participa en la jornada 'Repensar políticas culturales locales' que reúne a medio centenar de investigadores, gestores y creadores en el Herreriano

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

El hábito de leer, de pensar, el gusto por el cine o un museo, la inquietud por contribuir a la creación artística, eso comienza en la familia, en el barrio, en el centro cívico. A esa primera oferta y acción cultural cercana al ciudadano dedica hoy una jornada el programa CreArt, en el Patio Herreriano. Bajo el título de 'Repensar políticas culturales locales' y en el marco de los 40 años de los ayuntamientos democráticos se han reunido medio centenar de investigadores, gestores y creadores. Coordinada por Jorge Fernández León y por Juan González-Posada, se sucederán seis intervenciones y debates que terminarán con las conclusiones a las 20:30h.

La conferencia inaugural corrió a cargo de Enrique Bustamante, catedrático de Comunicación de la Universidad Complutense. Como parte del equipo que redacta el informe 'El estado de la cultura en España', cuya edición de 2019 se ha presentando hace unos días, desgranó las conclusiones que ha arrojado este documento, con una especial atención a la cultura y el desarrollo local.

Bustamante destacó el valor de estos informes que cumplen una década como «escaparate insólito de la crisis, desde un orgullo inicial por el crecimiento económico, a finales de la anterior década, pasando por cierta recuperación hasta los dos últimos años y la imagen del retraso cultural». En ese marco «la cultura española ha perdido 3.000 millones de facturación bajando entre 2 y 3 puntos en su aportación al PIB. Las empresas se han recuperado pero no así el empleo, el empleo femenino en la cultura no ha avanzado, se ha desplomado el gasto familiar lo que habla de la economía y del papel de la cultura en ese ámbito». En cuanto a la caída de inversión pública, ha sido más de un 50% en las instituciones nacionales y autonómicas y más sostenido en las locales, «ahora el 65% de la inversión pública en cultura descansa en administraciones locales». La cultural como «cuarto pilar» social y económico, como generadora de riqueza y empleo, debiera aspirar, en palabras de Bustamante a «la interafectividad, no solo a la interactividad, a retomar la política del libro acercándolo la lectura a toda la población, a defender el estatuto del artista, a lograr un pacto de estado para la cultura y a la descentralización». El investigador es consciente de lo utópico pero «por primera vez desde 2004 la cultura vuelve a los programas políticos. Ya hay un ministerio exlcusivo de cultura y se ha considerado el estatuto del artista. La utopía puede empezar a conseguirse aunque sea a trozos».

Juana Escudero, subdirectora de Cultura de la FEMP, Arturo Rubio Arostegui, profesor, y Jordi Font, gestor, debatieron sobre 'Diez articulaciones culturales locales para una vida decente'. Por la tarde, participarán Estefanía Rodero, Jesús Cantero, Alfonso Martinell, Luis Ben Andrés y Miguel Ángel Aguilar.