El Teatro Calderón acoge el estreno de El Intercambio

Desde la izquierda, Fernando García Sanz, Dylan Moreno, Óscar Puente, Mara Guil, Ignacio Nacho, Natalia Roig y Salva Reina./Henar Sastre
Desde la izquierda, Fernando García Sanz, Dylan Moreno, Óscar Puente, Mara Guil, Ignacio Nacho, Natalia Roig y Salva Reina. / Henar Sastre

«No hace falta tanto efecto especial, sino buenos diálogos e historias», dice Ignacio Nacho, su director

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

No es novato en el cine, pero sí en los canales masivos de distribución comercial. Ignacio Nacho disfrutó ayer de una tarde de estreno en el Teatro Calderón y el próximo viernes lo hará cuando su cinta llegue a 130 salas de toda España. Quién le iba a decir que su guion 'bilingüe', escrito tanto para cine como para teatro, iba a ser un éxito en las tablas –lleva año y medio de gira– y se materializaría en un largometraje. Su película 'El intercambio' se exhibió primero en Valladolid por deferencia con cuatro de sus productores. Hasta el Calderón viajaron los actores Natalia Roig, Salva Reina y Mara Guil, junto al director. No pudieron estar los otros coprotagonistas, Rossy de Palma, Hugo Silva y Pepón Nieto.

«Traté de escribir un guion que sirviera para teatro y cine. Ni en mis mejores fantasías contemplé que se darían las dos. Creo que la clave del proyecto está en los diálogos y en la historia. Por otra parte, el guion tiene las ventajas buscadas de ser agradable: no necesita un gran elenco, se podía rodar en una sola localización y eso permitía un rodaje rápido». Desde el primer momento, le acompañó la suerte. «Los actores que pensé para cada papel quisieron trabajar en la película». Sobre el riesgo de ser teatro llevado al cine, el director descartó cualquier prejuicio: «Para mí no es peyorativo que parezca teatral, es una opción estética. He intentado proteger la narración y que los actores se sientan cómodos. Si la historia es buena, llega al espectador como han demostrado muchas obras maestras del cine. Si la historia es sólida y los diálogos buenos, todo lo demás pasa a segundo plano. La gente está harta de tanto efecto especial y recreación digital, hay que recuperar el tono artesanal y descomprimir las cabezas».

Profesor, hombre de teatro y director de cuatro películas «dentro del cine de autor en el que cada día de rodaje es un milagro, del cine experimental ese que tiene unos cauces muy minoritarios», Nacho afronta con humor esta situación de «tantas copias en tantas salas».

«Cuando vienes de las cloacas, en su buen sentido, del lado oscuro, cualquier cosa te parece espectacular, lo que para otros directores (acostumbrados a la parte buena del mercado) es un fracaso, para mi es un éxito. El lado brillante del cine lo afronto con naturalidad», afirma el primer director andaluz que dirige a Pepón Nieto, también malagueño. Para su debut comercial ha contado con varios empresarios vallisoletanos; Fernando García Sanz es coproductor con Dylan Moreno de la empresa Marila Films, además de Ricardo San Miguel, José Antonio Redondo, Javi&Amadeo y Gaspar Prieto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos