Los servicios de 'streaming' ganan la batalla de los Oscar

Un fotograma de 'Roma'./
Un fotograma de 'Roma'.

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas estadounidense ha decidido no cambiar sus reglas para entregar los galardones

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Amazon, HBO y Netflix, entre muchos otros servicios de vídeo bajo demanda, están de enhorabuena: han ganado la batalla de los Oscar. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha decidido no cambiar las reglas en vigor a la hora de conceder sus codiciadas estatuillas. Era un debate que estaba sobre la mesa desde que en 2017 Netflix logró colocar 'Okja', del surcoreano Bong Joon-ho, en la carrera hacia la Palma de Oro de Cannes. Y que registró su mayor polémica, este mismo año, cuando 'Roma', de Alfonso Cuarón, obtuvo diez nominaciones a los Oscar, entre ellas la de mejor película, y se tuvo que conformar con tres galardones, entre ellos el de mejor director.

Algunos productores, cineastas, distribuidores y exhibidores no veían con buenos ojos la estrategia de algunas de estas plataformas, que estrenaban sus películas en unos pocos cines con el fin de optar a los Oscar. Sin embargo, los responsables de la academia han decidido mantener los requisitos que hasta ahora funcionaban: para competir bastará con que una película se proyecte durante una semana en un cine de Los Ángeles y que cuente con al menos tres pases no gratuitos por jornada. Esas cintas se pueden estrenar ese mismo día o después en plataformas digitales sin que ello las excluya de los Oscar. «Apoyamos la experiencia en las salas de cine como parte integral de las artes cinematográficas y ésta ha tenido un gran peso en nuestras discusiones», ha señalado el presidente de la academia en un comunicado.

Los dueños de los cines habían elevado sus quejas porque consideraban que la forma de actuar de empresas como Netflix, lejos de animar al público a acudir a las salas, incitaba a los espectadores a quedarse en sus casas. Después entró en la discusión el cineasta Steven Spielberg, que azuzó la conversación al asegurar que las películas que se emiten fundamentalmente por televisión deben competir por premios televisivos, como los Emmy. Que las palabras vinieran de parte del responsable de 'El diablo sobre ruedas', originalmente una película hecha para televisión y finalmente exhibida en las salas de medio mundo debido a su gran calidad, no hacía sino más extrañas las cosas. Días más tarde el director aparecía en la presentación de AppleTV+ y anunciaba que hará una serie para el servicio. ¿Casualidad?

A partir de ahora los Oscar premiarán la mejor película internacional

No han cambiado las normas para competir en los Oscar, pero la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas estadounidense sí ha cambiado la nomenclatura de uno de sus premios. A partir de ahora, la academia concederá el galardón a la mejor película internacional y no la mejor película en lengua extranjera, como venía haciendo desde hace años.

La institución que organiza cada año los reconocimientos más importantes del cine también desveló hoy que los semifinalistas en esta categoría pasarán a ser diez largometrajes en lugar de los nueve que había hasta ahora. «Nos hemos dado cuenta de que la referencia 'extranjera' está anticuada dentro de la comunidad global del cine», dijeron los copresidentes del comité de película internacional, Larry Karaszewski y Diane Weyermann, en un comunicado. «Creemos que película internacional representa mejor esta categoría y promueve una visión positiva e inclusiva del cine y del arte de las películas como una experiencia universal», añadieron.

Aunque cambie el nombre, las reglas de este apartado, que hasta ahora también era conocido como mejor película en lengua no inglesa, no variarán. «Una película internacional se define como un largometraje producido fuera de Estados Unidos con un diálogo predominantemente no inglés. Se permiten las cintas animadas y los documentales. Solo se acepta un filme de cada país en la selección oficial», recordó la Academia.