Robert Downey Jr: «Iron Man ha logrado que ya no me sienta un bicho raro»

Robert Downey Jr. encarna al multimillonario Tony Stark, alias Iron Man./
Robert Downey Jr. encarna al multimillonario Tony Stark, alias Iron Man.

El actor ha dejado atrás su estatus de estrella conflictiva gracias a la saga de 'Los Vengadores': «Prefiero una película de superhéroes a una pésima película independiente»

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

¿Es 'Vengadores:EndGame' el final de una era? La saga más taquillera de la historia del cine entrega los trastos. El filme parece ser el último para alguno de los protagonistas, como Robert Downey Jr. o Chris Evans. No hay confirmación, pero los contratos de ambos han vencido y Evans ha llegado a decir en varias entrevistas que no regresará a la franquicia en su papel del Capitán América, aunque se rumorea que podría dirigir una de las próximas entregas. Información que no es una sorpresa y que pone de relieve el paso del tiempo en los actores protagonistas.

Emocionado y agradecido, Robert Downey Jr. (Nueva York, 1965) explicó que le costó mucho rodar ciertas escenas, tanto que su cara se convertía en un melodrama por momentos. Sus expresiones obligaron a los directores a repetir secuencias programadas para rodarse en una sola toma. Héroe y villano de su propia historia, Downey Jr. es un actor redimido gracias a 'Los Vengadores', que se despide con éxito suficiente para volver a reinventarse en cualquier personaje que desee. Pese a ser el gran icono del universo cinematográfico de Marvel, parece que sus días como Tony Stark/Iron Man Iron Man están contados.

-Cuando empezó con Iron Man, ¿imaginaba lo que iba a sucederle a Tony Stark?

-He estado pensando mucho en ello en estos años y he vivido con dos versiones diferentes en mi mente. Por un lado, que la responsabilidad podía acabar con él y, por otro, que el cielo es el límite. En las diferentes reuniones que hemos tenido los protagonistas y los creadores, sobre todo en el desierto donde rodamos este ultimo filme, he tenido la oportunidad de descubrir los límites de Stark. No quiero decir mucho más, espera a ver los últimos minutos de esta película para que descubras de lo que hablo. En este momento solo espero que el trabajo que he brindado, el día a día, se traduzca en buenas escenas y mucho entretenimiento. Lo normal en estos casos, pero creo que ya he revelado demasiado

-Desde el principio, Iron Man amasó un ejercito de admiradores devotos. ¿Qué significan esos admiradores para usted?

-Siempre me he sentido como el bicho raro. La oportunidad de interpretar a Iron Man en este medio ambiente, ante miles de millones de espectadores, era algo inimaginable. Hoy soy familia para todos ellos. Miro a mi alrededor y veo un grupo de actores unido, que ha ido creciendo juntos, que ha ido evolucionando. Ellos también son parte de mi familia. Es algo maravilloso. Jamás había experimentado una unión así. Me gusta Chris Evans, me gusta Chris Hemsworth, me gustan mis admiradores, me gusta mi familia de 'Los Vengadores'.

-Otros actores han dicho que 'Endgame' les ha dejado hechos trizas.

-A mí me ha dejado más rallado que una ensalada juliana. Suelo ser muy expresivo en los rodajes y les doy trabajo a los montadores, porque tienen que cortar mis gestos. Hubo muchos momentos de sorpresa y de emoción en este filme. Recuerdo que hubo un momento en que los directores tuvieron que ponerse serios conmigo. Pero, como les dije, he sido así desde niño. Les obligué a repetir escenas, una o dos veces, que estaban planificadas para filmarse una sola vez por la laboriosidad de la producción. No lo pude evitar, hay momentos alucinantes en esta cinta que sacaron de mí esas expresiones. Esta es una película sensacional. Cuando veas lo que ocurre, vas a reaccionar igual que yo. Todos vamos a sacar al niño que llevamos dentro. 'Endgame' es una sorpresa deliciosa en la que se han tomado decisiones serias. Al público le va a gustar, estoy seguro.

-¿Qué diría de los directores, los hermanos Russo?

-Han estado a la altura de estea película. Necesitábamos convencer a la audiencia. Vivimos en una época en que el público es muy inteligente, ha visto muchas películas. No podemos alimentarles siempre con lo mismo. Ni siquiera con lo mismo que han visto veinte minutos antes. Les hemos traído esta novedad que buscaban de la mano de Joe y Anthony Russo. No son realizadores que te organizan su ideología sin sentido y te la enchufan. Ellos saben de lo que hablan y el contexto de cada escena, son muy sólidos, genuinos y conocen muy bien el medio.

-Parece agradecido con la franquicia

-Si interpretas a un superhéroe en una de estas películas y funciona, te conviertes en una estrella. Sin embargo, eso no tiene significado sino aspiras a algo mejor. Tienes que tener dirección, una familia que te apoye y confianza en ti mismo. Cuando me despida de Iron Man, lo haré convencido de que le he dado todo.

Robert Downey Jr. junto al resto de los Vengadores en la última entrega de la saga.
Robert Downey Jr. junto al resto de los Vengadores en la última entrega de la saga.

-Se ha convertido en uno de los actores mejor pagados de Hollywood. ¿Pasó de ser un actor de cine independiente al rey de las franquicias de superhéroes?

-Al final todos los actores buscamos calidad en los proyectos en los que invertimos nuestro tiempo. Prefiero un filme de superhéroes a una pésima película independiente. A veces, en el cine independiente, trabajas como un energúmeno por nada de dinero. Con un director idiota que te deja agotado, medio loco y seguro de que la película no acabará estrenándose en ningún cine. Prefiero mis nuevas oportunidades en películas de superhéroes

-¿Cuál ha sido su momento más memorable en el rodaje de la saga de 'Los Vengadores'?

-Creo que el momento en que todos nos vimos y nos dimos cuenta de que probablemente la saga seguirá hacia delante. Nosotros formamos parte de una misión que es llevar la visión de los cómics a la gran pantalla.

-El Iron Man de los cómics tenía una personalidad diferente al que usted interpreta. ¿Cuánto hay de usted en Tony Stark?

-Yo no soy él. Soy actor, interpreto un personaje y me dedico a fingir para ganarme la vida. He intentado contagiarme de su pasión, aprender con él, pero eso es todo.

-Los otros actores han dicho que usted era el líder del grupo, el mentor que los unía. ¿Le gusta manifestarse como el eje de unión?

-Sí, y lo hice ofreciéndoles mi jet privado para volar de Alburquerque a Los Ángeles (se ríe). Cuando Kevin Feige me dijo en 2007 que iban a unir todas las franquicias de la saga en una, con esa visión sin precedentes que me ofrecía, también asumí mi papel de líder. Me emociona recordarlo porque desde entonces he querido capitalizar la oportunidad de interpretar a Stark. Todos hemos luchado y trabajado muy duro para conseguir lo que hemos logrado. Lo mejor es que todos somos iguales en esta empresa.

-¿Alguna vez ha sentido la necesidad de ir a la universidad?

-En mi familia no sobraba dinero para pagar clases, pero trabajé mucho en el teatro y aprendí con mi padre sobre cine. Digamos que el trabajo me sirvió de preparación. Yo acabé encontrando mi camino de otra manera. Toda la preparación del mundo no sirve de nada frente a la experiencia real. En mi vida, en un par de ocasiones, me he encontrado sin un plan, sin tener claro hacia dónde iba. Sin embargo, sabía exactamente lo que estaba haciendo porque siempre he confiado en mi capacidad para ejecutar mi trabajo