'Campeones', por delante de Spielberg

Fotograma de la película 'Campeones', de Javier Fesser. /
Fotograma de la película 'Campeones', de Javier Fesser.

La película de Javier Fesser se convierte en el mejor estreno español del año, con una recaudación de dos millones de euros

EL NORTE

'Campeones', una película protagonizada por un grupo de discapacitados intelectuales que juegan al baloncesto en un polideportivo de Vallecas, se ha convertido en el mejor estreno español del año, batiendo al propio Steven Spielberg, con su 'Ready Player One', y recaudando 1,9 millones de euros el pasado fin de semana.

'Campeones' se ha estrenado en 280 salas de la mano de una 'major', Universal, y con Televisión Española entre sus productores.

Para seleccionar a los actores, Javier Fesser realizó un casting a casi 600 personas hasta encontrar a su equipo de basket. Su frescura y naturalidad es el gran aliciente de esta 'feel good movie', que logra que el público salga del cine con una sonrisa de oreja a oreja.

El protagonista Javier Gutiérrez encarna al segundo entrenador del Estudiantes y con su misión aprenderá a aplacar su ira y recibirá una lección de vida de unos pupilos desastrosos con la pelota, pero llenos de valores a la hora de afrontar la vida, según recoge 'El Correo'.

«Haber batido a Spielberg me llena de felicidad, sobre todo por la gente valiente que confió en el proyecto cuando no eran más que unas páginas, no era fácil verlo», se felicita Javier Fesser, que comenta sobre sus protagonistas «Son gente positiva, alegre y disfrutona, con gran inteligencia emocional. No sufren la discapacidad que tengo yo y la gente de mi alrededor, que es el ego. Su carencia absoluta de ego les lleva a no meter la tripa cuando se hacen una foto y a celebrar las canastas ajenas. Y no es postureo por mi parte de 'todos somos buenos'».

El protagonista, Javier Gutiérrez, es padre de un hijo discapacitado en la vida real, por lo que su implicación en el proyecto ha sido máxima. «Conoce esa mirada compasiva hacia los discapacitados, dolorosa porque proviene de la ignoracia», apunta Fesser.

 

Fotos

Vídeos