«No estamos preparados para aceptar ciertas cosas de la vida»

Victori da instrucciones a Belén Rueda. /R. C.
Victori da instrucciones a Belén Rueda. / R. C.

David Victori dirige 'El pacto', un thriller psicológico en el que Belén Rueda interpreta a una mujer que trata de salvar a su hija

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Cambiar el curso natural de la vida. Una realidad que el ser humano ha soñado durante siglos y que ha dado lugar a numerosas obras sobre el paso del tiempo y sus designios, en muchas ocasiones fatídicos. El padre del director David Victori también quiso cambiar el pasado. Había muerto su hija y empezó a escribir una historia, pensamientos con muchos detalles. «Es la semilla argumental de la película», señala el cineasta catalán sobre su debut en el largometraje, 'El pacto', que se estrena el próximo viernes. «Él lo escribió como catarsis, pero sin ningún tipo de pretensiones», añade. Después, su hijo le aseguró que iba a ser el germen de su salto a la gran pantalla.

Una ópera prima, según confiesa, que en principio iba a tener un protagonista masculino. Sin embargo, en el trabajo de guión con Jordi Vallejo, el protagonista de la película mutó en mujer y se convirtió en Belén Rueda, «la reina del grito», según señala entre bromas. «Te hace sentir como si también para ella fuera su primera película. Eso te permite arriesgar y afinar tanto como seas capaz de imaginar», apunta. «No hizo falta mucho para convencerme de hacer la película. Me atrapó porque tiene una forma diferente de rodar. Fue una nueva experiencia», replica la actriz madrileña. «Sabía que el proyecto era bueno y diferente», añade sobre 'El pacto'.

Belén Rueda da vida a Mónica, una abogada de oficio cuyo mundo se derrumba cuando su hija Clara -interpretada por Mireia Oriol- desaparece en extrañas circunstancias. Horas más tarde, es encontrada en coma irreversible y su vida está condenada. Mónica busca todas las alternativas, hasta que le proponen en un ritual oscuro para salvar la vida de su hija. De forma milagrosa, al día siguiente, Clara se recupera. «Cuando más sensibles estamos, tendemos a creernos todo», señala el director.

«No estamos preparados ni para aceptar ciertas cosas de la vida ni para aceptar su final», explica Victori, apasionado confeso de la psicología y de la manera en que los seres humanos nos relacionamos. «Todas las decisiones que tomamos tienen unas consecuencias a tu alrededor que se multiplican a la medida que se expanden. Por eso, me pareció muy interesante poder ver lo que sucede en su entorno tras la gran decisión de la protagonista», dice Victori.

«El cine te puede acercar a esa experiencia como espectador», señala el director, uno de los responsables de la serie 'Pulsaciones' y ganador del Festival de Cine de YouTube. «De alguna manera, cuando aparece el amor y el miedo a perderlo, se produce una situación muy compleja para el ser humano. Porque cuando se tiene miedo a perder el amor, ¿es un acto de amor o de miedo? Eso es lo que he intentado expresar en la película», reflexiona Victori.

El miedo viaja con la protagonista durante la película. «Creo que la vida te va preparando. Dependiendo de la etapa de tu vida te lo vas planteando. Yo tengo hijas mayores e intento prevenirlas de los problemas que hay. Hay que hablarlo, pero no meterles el miedo dentro del cuerpo», añade Rueda. Completan el reparto Mireia Oriol y Darío Grandinetti, exmarido de Clara y policía. «Darío tenía la energía precisa que necesitaba Belén para esta película. Aporta toda la densidad que necesitas para el personaje», indica el joven director.

 

Fotos

Vídeos