La campaña de excavaciones en Torrelara, Burgos, constata la presencia de varios grupos de dinosaurios de varios periodos

Hallazgo de un diente de terópodo. /COLECTIVO DE SALAS DE LOS INFANTES
Hallazgo de un diente de terópodo. / COLECTIVO DE SALAS DE LOS INFANTES

El yacimiento se ha confirmado como pieza «clave» en el estudio de las faunas en el tránsito del periodo Jurásico al Cretácico

EL NORTE

El yacimiento de Torrelara, ubicado en la provincia de Burgos, se ha confirmado como pieza «clave» en el estudio de las faunas de dinosaurios en Europa en el tránsito del periodo Jurásico al Cretácico, según señaló ayer el responsable del Colectivo Arqueológico Paleontológico Salense, Fidel Torcida.

Torcida, quien presentó los resultados de la tercera campaña de excavaciones en este yacimiento, puso en valor los hallazgos en este enclave, donde se han recuperado en esta campaña más fósiles de un dinosaurio saurópodo, un animal de características gigantes y que ya se presenta como uno de los esqueletos más completos del norte del Sistema Ibérico. En concreto, se han recuperado varios elementos más de este ejemplar localizado en la primera campaña de excavaciones, principalmente vértebras dorsales y caudales, costillas y algún elemento craneal, así como dos dientes completos, que permitirán avanzar en la datación de este dinosaurio.

Al margen de los resultados en torno a este dinosaurio, del que se cree que existen dos ejemplares por los restos hallados, la campaña de excavaciones ha arrojado otros descubrimientos, un total de 169 registros, hasta convertirse en la «más fructífera» de las acometidas en este emplazamiento. Entre los hallazgos, destaca la aparición de vértebras de un dinosaurio terópodo, un carnívoro de tamaño medio, la mayoría bien conservadas y completas, así como quince dientes de esta especie, cuyas formas apuntas a la presencia de distintos grupos como dromeoáurios, parientes del velociraptor, alosáuridos y otros. Una de las piezas más singulares de las encontradas este verano es un diente completo, con corona y raíz, de quince centímetros de longitud.