El Patio Herreriano explora la vanguardia desde la fobia a la lógica

Una visitante observa una pieza de la muestra. / Ramón Gómez

Las salas 6 y 7 reúnen obra del movimiento logicofobista surgido a partir de una exposición en Barcelona en 1936 con creaciones de Ángel Planells, Maruja Mallo, Ángel Ferrant, Esteban Francés, Joan Massanet y Remedios Varo, entre otros

JESÚS BOMBÍNValladolid

El Museo Patio Herreriano rememora los inicios del surrealismo en España a partir de la exposición que los artistas encuadrados en el movimiento logicofobista realizaron en Barcelona en mayo de 1936 y cuyo paso por Madrid y Tenerife truncó la Guerra Civil. 82 años después, el comisario de la muestra Josep Miquel García ha reunido el grueso de aquellas obras y, en algunos casos fotografías de las que se dan por desaparecidas, para recordar a los artistas, que en su mayoría acabaron sus días en el exilio.

Fotos

El grupo de vanguardia logicofobista tiene su núcleo en Cataluña espoelado por el poeta francés Paul Éluard y en torno a él se aglutinan nombres como Artur Carbonell, Esteve Francés, Antoni G. Lamolla, Gamboa-Rothwoss, Ramón Marinell.Lo o Jaume Sans, todos ellos presentes en la muestra, donde se reúne también obra de Maruja Mallo, Remedios Varo y Nadia Sokilova.

En la sala 6 se exhibe el grueso de las obras que participaron en la mítica exposición barcelonesa de 1936 y en la 7, piezas del fondo del Museo Patio Herreriano propiedad de Naturgy (Gas Natural) que fueron creadas por artistas presentes en aquella cita artística con Ángel Ferrant como referente de aquella vanguardia, que además cuenta con una abundante muestra de su obra en la pinacoteca vallisoletana, «su casa», como recordó Josep Miquel García.

Pinturas, esculturas, dibujos, 'collages' y correspondencia realizados por una quincena de artistas durante la década de los años treinta hasta los setenta muestran el espíritu del movimiento logicofobista, que aspiraba a representar una nueva generación basada en la fobia a la lógica haciendo trascender la idea de que el surrealismo era algo mucho más complejo y extenso que la vanguardia de Joan Miró, Dalí o Picasso.

La muestra se puede ver hasta el 11 de noviembre con entrada grauita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos