José Díaz confronta su pintura con la escultura de Ángeles Marco en el Patio Herreriano

José Díaz, ante algunos de sus óleos y, al lado, la escultura 'Pasadizo', de Ángeles Marco. / Gabriel Villamil

El museo inaugura el ciclo 'Encuentros', con el que propone revisarla obra de artistas de la colección desde la visión de creadores actuales

Jesús Bombín
JESÚS BOMBÍNValladolid

El pintor madrileño José Díaz (1981) atribuye al trabajo que ejerció en una discoteca una influencia determinante en su modo de acometer la obra pictórica. «Allí ponía vídeos, me encargaba de las luces, del láser... estaba siempre en movimiento y eso se aprecia en mis creaciones, donde veo reflejos de sensaciones nocturnas, de ver pasar a la gente en secuencias muy rápidas».

El artista protagonizó ayer junto a la escultora valenciana Ángeles Marco (1947-2008) la primera exposición del ciclo 'Encuentros', pensado para establecer analogías y disensos entre creadores de la colección del museo y los de generaciones más actuales. Se trata en este caso de dos artistas de diferentes épocas y contextos entre los que se pretende trazar contrastes. «La selección de estos dos nombres está basada en nuestra voluntad de reivindicar la figura de Ángeles Marco, cuya obra reclamaba ser revisada desde los códigos estéticos de nuestro tiempo», expuso durante la presentación de la muestra Javier Hontoria, director del museo.

Comentó que la obra de Marco precisaba una revisión desde códigos estéticos actuales, «como ya hizo el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) en su ciudad natal, donde se formó y compaginó su labor docente, abrió caminos en el arte y marcó sendas a las siguientes generaciones de escultores».

Hontoria explicó que tanto Díaz como Marco «son el reflejo de la durísima pugna del artista por sacar adelante sus inquietudes, por hacerlas visibles». Son dos las obras de Ángeles Marco –'Pasadizo' (1987) y 'Sin título' (1990)– con las que dialogan una veintena de óleos salidos en los últimos años de la paleta de José Díaz, algunos marcados por la influencia de las tecnologías digitales en un artista que reivindica la conexión entre tradición y actualidad. «Lo importante es establecer un diálogo con todo el arte, con las historias más que con la historia, viendo cómo podemos volver a encajar y revalorizar a artistas», apuntó.

Si en 'Pasadizo' Ángeles Marco sugiere un túnel que podría ser el transmisor de las ideas que después se convierten en esculturas, 'Sin título' es una pieza de pared evocadora del interior de una cámara fotográfica. Sobre las analogías de su obra con la de Ángeles Marco el autor madrileño remarcó la confluencia en su relación con la materia. «Se percibe un afán de doblegarla hasta que salga algo, crear volúmenes tridimensionales aplanando y mostrando movimiento; eso lo veo en ella, al igual que una evocación urbana e industrial que me remite al mundo de las discotecas que tanto me ha marcado en el reflejo de sensaciones dinámicas».

Un ciclo de cine con cinco películas sugeridaspor el artista

José Díaz protagoniza hoy a las 12:15 horas un diálogo con el público sobre su obra, en una jornada en la que se celebra el Día Internacional de los Museos y para la que el Patio Herreriano ha programado varias intervenciones musicales del coro juvenil Ateneo Coral, a partir de las 20:30 horas en la capilla, los claustros y las salas 6 y 8. Además, se han organizado visitas guiadas a las 13:00, 19:00, 20:00, 21:30 y 22:30 horas.

La exposición (entrada gratuita) se puede visitar hasta el 1 de septiembre y en paralelo se programará un ciclo de cine a partir de películas sugeridas por José Díaz por haber influido en su trayectoria artística. Así, el 22 de mayo se proyectará en el salón de actos del Patio Herreriano 'Ana y los lobos', de Carlos Saura; el 29 de mayo, 'Entre tinieblas', de Pedro Almodóvar; el 5 de junio, 'Epidemic', de Lars von Trier; el 12 de junio, 'Cremaster 3. The order', de Matthew Barney y, finalmente, el 19 de junio, 'Akira', de Katsuhiro Otomo'.

Del recorrido por los óleos que José Díaz ha colgado en la sala 8 se aprecia la evolución del tono más oscuro de las primeras pinturas a una estética dominada por giros cromáticos tomando referencias del mundo digital, con un amplio registro de grises y volúmenes de aspecto aterciopelado en las obras más recientes. Su obra conecta con la tradición y en ella se aprecian rastros cinematográficos del surrealismo del cine de Luis Buñuel y la fuerza y la oscuridad de Goya, en palabras de Hontoria. De Ángeles Marco subrayó que su obra resulta esencial para entender la escultura en España y que sus creaciones son reflejo de la durísima lucha de la artista por sacar sus inquietudes para hacerlas visibles a través del arte, una conexión que también encuentra con el modo en que José Díaz afronta la creación pictórica.

«Me gusta establecer un diálogo con todas las historias del arte para luego desmontar y encajar a través de la pintura al óleo, es un modo de hablar de las preocupaciones contemporáneas», indicó mientras recorría la sala acompañado por la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, y por el director de la pinacoteca, Javier Hontoria en la primera exposición organizada tras su llegada al museo.

José Díaz es licenciado en Bellas Artes y máster en Arte, Creación e Investigación por la Universidad Complutense y ha expuesto en espacios como Matadero y Generación 2018 en la Casa Encendida, ambos en Madrid, y Can Felipa (Barcelona). Compagina la pintura con la música independiente a través del colectivo Autoplacer, dedicado a su difusión.

En un momento en el que se debate el papel de las instituciones, los artistas y los museos en torno a la potenciación del arte español y su proyección en el mundo, Javier Hontoria expresó su confianza en que ciclos como el de 'Encuentros' contribuyan a ese fin «programando arte alrededor de nuestro país».