Javier Solana destaca la «independencia del Prado» tras ser nombrado presidente

Javier Solana, nuevo presidente del Patronato del Museo del Prado. /Efe
Javier Solana, nuevo presidente del Patronato del Museo del Prado. / Efe

El exministro espera acabar la ampliación de la pinacoteca en plazo gracias a los «esfuerzos públicos y privados»

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

El pleno del Real Patronato del Museo del Prado eligió este jueves por unanimidad a Javier Solana como nuevo presidente en sustitución de José Pedro Pérez-Llorca, fallecido en marzo. «Es un ejemplo directo de cómo ejercer este cargo tan relevante, respetando a todos, pero defendiendo con firmeza la independencia y criterio del Museo del Prado, patrimonio común de los españoles y cumbre de la cultura universal», señaló el exministro, que reconoció «estar entusiasmado» con esta designación.

Solana, décimo presidente de la institución de la que era vocal desde hace una década, recordó que lleva cuatro décadas vinculado al museo. En la época en que fue ministro de Cultura (1982-88), el Prado restauró 'Las meninas' y se recuperó 'La marquesa de Santa Cruz', de Goya, que había salido ilegalmente de España. «Pero lo importante no es lo que se hizo, sino lo que hay que hacer», señaló.

En primer lugar, terminar con los actos del bicentenario -que concluyen este año-; en segundo lugar, el gran proyecto de ampliación al Salón de Reinos, retrasado ante la falta de fondos públicos por la parálisis política. «Es una operación extraordinariamente importante y compleja, que espero que la podamos llevar a cabo en el calendario que está previsto», apuntó el nuevo presidente del Prado. «Pondremos todos los esfuerzos públicos y privados para que se pueda hacer», remachó Solana.

El ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, destacó su satisfacción por el nombramiento de Solana como nuevo presidente del patronato, de quien subrayó «su perfil institucional, la larga y fecunda trayectoria de servicio público que lo acompaña y sus éxitos de gestión tanto en el área de la cultura como de las relaciones internacionales y, por supuesto, en el ámbito de la Unión Europea».

Por otra parte, el patronato también aprobó las cuentas y la memoria de actividades del año pasado, que presentó el director del Prado, Miguel Falomir. Un informe que refleja un superávit de 1,77 millones, con unos ingresos de 46,79 millones y unos gastos de 45,02 millones. La aportación del Estado al Museo del Prado fue de 15,3 millones, siendo la venta de entradas (19,31 millones) la principal fuente de ingresos. En 2018 el Prado recibió 2,8 millones de visitantes, más de la mitad de los cuáles accedieron de manera gratuita, bien por ser colectivos con bonificación del 100% (menores de 18 años, pensionistas, estudiantes) bien por hacerlo dentro del horario diario de gratuidad (de 18:00 horas a 20:00 horas todos los días). Si se excluye 2016 (año récord por la conmemoración del Centenario del Bosco) la cifra de visitantes de 2018 es la mayor de los últimos diez años.

Falomir destacó «la calidad de las exposiciones celebradas, el fuerte impulso de las actividades del área de educación y el enorme impacto que está consiguiendo el Prado con todas las acciones programadas dentro del bicentenario». El director subrayó que se está alcanzando el objetivo prioritario de esta conmemoración, «situar al Prado como el mayor regalo que la nación española se ha hecho a sí misma».

Temas

Otan