Interconexiones lúdicas de Chema Herreros

Chema Herreros, delante de varias de sus obras en la galería La Maleta. /El Norte
Chema Herreros, delante de varias de sus obras en la galería La Maleta. / El Norte

El artista vallisoletano cuelga sus últimas obras en la galería La Maleta

ANGÉLICA TANARROValladolid

Chema Herreros es un artista reflexivo que a la hora de llevar sus indagaciones al lienzo a la tabla o al papel siempre se ha fiado de su intuición. En ese viaje, la pintura se liberaba de la carga de rigidez que el planteamiento pudiera llevar consigo y se acercaba a una mayor libertad expresiva. En 'Interconexiones', la muestra que cuelga en la galería vallisoletana La Maleta, ha dado un paso más en esa indagación de nuestras percepciones, dejándose llevar por las asociaciones inconscientes. Ayudado además por un material, la goma Eva (un polímero compuesto de etileno y acetato de vinilo), que recortado y superpuesto al lienzo funciona aquí como un elemento pictórico más, signo, palabra en el 'relato', dibujo en volumen frente al trazo que lo atraviesa o sobre el que se asienta.

El resultado es un conjunto de piezas de pequeño y mediano formato que, unidas, muestran todo su potencial. Lo que en un primer momento percibe el espectador de la exposición es su carácter lúdico, optimista, al que contribuyen sin duda una paleta clara y por momentos atrevida, los trazos aparentemente espontáneos, el juego de los blancos. El recorte y pegado del material sobre el soporte remite inevitablemente a la técnica del 'collage', pero ahí acaba la relación con ella, pues, como evidencia el resultado, aquí no se trata de relacionar elementos reutilizados y conjuntados para formar una obra nueva sino de experimentar con el material como un elemento más de la pintura, que le ha llevado por otra parte a ensanchar la paleta y dar un toque pop a algunos de sus cuadros. Este nuevo material en su obra se le aparece al artista como «la concreción del hecho de pintar», según sus propias palabras. Y es la relación entre las obras que componen la muestra la que nos permite ver en esa concreción formas que se repiten, elementos que se complementan, el positivo y el negativo del pegado, el vaciado de las formas.

En la pintura de Chema Herreros el blanco siempre ha sido un elemento importante, la posibilidad de abrir espacios de silencio en el cuadro. También en 'Interconexiones' juega un papel relevante, el blanco y su luz propia según el soporte utilizado, el blanco como intermediación entre las manchas de color, el blanco que unas veces ordena y otras simplemente funciona como un color más.

Alentado por los resultados del material o simplemente como un paso lógico en la búsqueda que todo proceso artístico representa, algunas piezas han cobrado tridimensionalidad. Son pequeños apuntes de geometría y color que se ha animado a mostrar en un rincón de la galería.

Hay algo pues experimental en esta exposición, que llega dos años después de la que colgó en la Fundación Santiago Montes y que precede a la que prepara para la Sala 0 del Patio Herreriano. Y en la que hay que destacar el acertado montaje de las piezas. En resumen, merece la pena acercarse para disfrutar el optimismo que desprende el conjunto. Aunque después de ese primer impacto, conviene detenerse a escuchar las individualidades que lo componen.

Temas

La Sala

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos