Sébastien Mourrain: «Dibujo para mí, si gusta es solo la guinda del pastel»

'Gato perfumado', ilustración de Sébastien Mourrain /
'Gato perfumado', ilustración de Sébastien Mourrain

El autor francés impartirá un taller mañana en el LAVA, dentro del programa del V Vilustrado

JIMENA VEROSVALLADOLID

Observador y fiel al estilo francés de sus referentes Daumier, Gus Bofa o Sempé, pone rostro a personajes de cuento y da forma al lugar donde se desarrollan cada una de sus aventuras. Sébastien Mourrain (Aubervilliers, 1976) participa en la quinta edición del Encuentro Internacional de Ilustración de Valladolid, Vilustrado, que se inaugura hoy.

Mourrain ilustra textos de autores que escriben para el aprendizaje y entretenimiento de los más pequeños, aunque también dedica su tiempo a la prensa para adultos. En los últimos años, ha colaborado en varias ocasiones con Davide Cali, 'Guisantes' de psicología infantil, 'Home', que reflexiona sobre la búsqueda del sentimiento verdadero de hogar, o 'Top Car', sobre los deseos de una niña en convertirse en todo aquello que admira pero sin éxito. En 2018, salió a la venta 'Las rimas infantiles más bellas de España', una obra de Carmen Díaz-Bosetti que recoge 33 canciones tradicionales con imágenes de sus gestos característicos, ilustrados por Sébastien. Editoriales como Edelvives y Nórdica han publicado sus trabajos en España. Además, crea sus propios diseños que vende al público. A menudo, imagina a sus lectores como él cuando tenía su edad, pero reconoce de forma sincera que ni siquiera piensa en ellos cuando trabaja. «Dibujo para mí y para el texto. Es bastante egoísta después de todo. Si gusta, es solo la guinda del pastel».

A día de hoy, se enfrenta cara a cara con su primer trabajo literario. Ha rechazado la oportunidad de colaborar en un cómic para adultos porque está centrado en la ilustración de un álbum que él mismo ha escrito. La obra se llama 'Hector y Louis' y saldrá a la venta el año que viene.

Mourrain dedica gran parte de su obra a los animales, con los que de alguna manera se identifica. Gatos acicalándose en un baño, que se preocupan por su físico y van al psicólogo o perros vestidos de policía, son alguno de sus personajes.

Pero lejos de publicar fábulas moralizantes, explica que no pretende transmitir ningún mensaje mediante sus dibujos y, si lo hay, es inconsciente. El motivo de sus representaciones es el simple hecho de que se declara un gran amante de los animales.

Su estilo

Define su estilo a caballo entre la ilustración y el cómic. Diseña en blanco y negro sobre folios de papel con un criterio muy fino, los escanea, y da color con un ordenador. Este método resulta muy monótono para el autor. «A veces cambio de técnica para liberarme».

Su forma de inspirarse tiene su base en la observación. «Cuando viajo hago fotos, me documento en Internet y guardo todo aquello que me interesa en una carpeta. Después, no vuelvo a abrirla nunca más. Cojo mi lápiz y comienzo a plasmar lo que recuerdo, como si las imágenes hablasen por sí solas».

Le interesan tanto las ilustraciones de los grandes clásicos, como las que ya ha realizado para 'Hansel y Gretel', entre otros, como la creación de cero. En cualquier caso, considera que aparecerá un nuevo personaje, puesto que lo hace suyo.

En escasas ocasiones dirige talleres para niños, pero cuando le llega una oferta, no desaprovecha la oportunidad de despertar la creatividad de los participantes. «Hago que doblen un folio en dos y dibujen su retrato a la izquierda. Después, lo mismo a la derecha pero en animal. Los resultados son maravillosos».