El archivo del conserje acaba en el Museo de Escultura de Valladolid

El Museo Nacional de Escultura de Valladolid compra por 10.000 euros el catálogo de placas fotográficas de quien fue su ordenanza entre 1899 y 1921, junto con una talla y dos relieves adquiridos a tiendas de antigüedades

Las esculturas 'San Antonio de Padua', de Juan de Juni, y 'San Sebastián', de Alonso Berruguete, en dos placas fotográficas del archivo de Ubaldo Torquemada./El Norte
Las esculturas 'San Antonio de Padua', de Juan de Juni, y 'San Sebastián', de Alonso Berruguete, en dos placas fotográficas del archivo de Ubaldo Torquemada. / El Norte
Jesús Bombín
JESÚS BOMBÍNValladolid

De Ubaldo Torquemada Nieto se ha podido averiguar que fue conserje del Museo Provincial de Bellas Artes de Valladolid desde 1899 hasta su fallecimiento, el 26 de diciembre de 1921. Que vívía con su mujer y sus hijos en el Palacio de Santa Cruz, donde se guardaba el fondo de esculturas y pinturas con el que en 1933 se crearía el Museo Nacional de Escultura en su sede actual del Colegio de San Gregorio. Y también se conoce que, además de ocuparse de las labores de mantenimiento del centro, restauraba ciertas piezas al tiempo que era requerido por investigadores nacionales y extranjeros interesados en información sobre la valiosa colección custodiada, así como en las fotografías que él tomaba de esculturas y pinturas.

El año pasado, casi un siglo después de la muerte de Ubaldo Torquemada Nieto, sus herederos contactaron con el Museo Nacional de Escultura para ofrecer el archivo de placas fotográficas que el conserje tomó de buena parte de las obras depositadas en el germen de lo que, con el tiempo, sería una de las principales pinacotecas del mundo en imaginería devocional.

Las negociaciones han cuajado finalmente en un acuerdo de compra del conjunto de 635 placas fotográficas de cristal por 10.000 euros, abonados por el Ministerio de Cultura al que está adscrito el centro. «La familia ha conservado este archivo durante casi cien años y los nietos han decidido venderlo», revela Manuel Arias, subdirector del Museo Nacional de Escultura, más que satisfecho con una adquisición que «es preciso restaurar y estudiar, dada la relevancia que tiene para la memoria del museo». «Es algo importante -añade-, pues apenas teníamos imágenes de esa época de finales del siglo XIX y principios del XX».

Diez obras de la colección, invitadas en el Thyssen
'Ecce Homo', de Pedro de Mena, cedido para una muestra en torno a este autor en Málaga. / El Norte

Una decena de esculturas, bustos y lienzos que la pinacoteca guarda en su sede del Colegio de San Gregorio viajarán hasta las salas del Museo Thyssen-Bornemisza con motivo de la exposición 'Realidad y devoción. Diez obras del Museo Nacional de Escultura de Valladolid'. La muestra tendrá lugar entre el 25 de marzo y el 16 de junio y en ella las piezas del museo vallisoletano «dialogarán con algunas de su colección permanente», avanza Manuel Arias, subdirector del MNE.

Entre las obras que se podrán contemplar en el Thyssen-Bornemisza figuran algunas 'habituadas' a abandonar durante un tiempo las salas del museo al ser reclamadas para ser contempladas en museos nacionales e internacionales, como el busto de Carlos V, un demonio o 'San Marcos Evangelista'.

Que las obras de la pinacoteca viajen a otros centros museísticos supone «una oportunidad de hacer más visible, apreciada y conocida nuestra colección», sostiene Arias. El museo tiene concertados otros préstamos temporales con instituciones como el Palacio Almudí, de Murcia, donde se exhibe desde el 27 de enero hasta el 7 de abril un retrato de José Nicolás de Azara que formará parte de la exposición 'Floridablanca, la sombra del rey'.

Del malagueño Pedro de Mena enviará al Palacio Episcopal de su ciudad natal una 'Virgen dolorosa', dos 'Ecce homos' y una 'María Magdalena' que complementarán una retrospectiva sobre el artista del 15 de marzo al 19 de julio. Y a Barcelona ha viajado recientemente un fragmento de un Calvario policromado con seis personajes dentro de la muestra 'Poéticas de la emoción', que acoge Caixa Fórum desde el 6 de febrero hasta el 19 de mayo. A cambio de los préstamos, el museo negocia la llegada de 'fichajes' artísticos para sus exposiciones.

En las placas de cristal adquiridas ha quedado registrado el aspecto y el nivel de conservación de las obras de arte, una información que el conserje captó con su cámara desde varios ángulos y perspectivas. El próximo paso será restaurarlas antes de exponer al público la feliz 'aparición' de este archivo de negativos fotográficos. «Hemos pedido ayuda a especialistas del Instituto de Patrimonio para acometer la restauración de unas placas de cuya existencia nada se sabía en el museo, pues formaban parte de la actividad privada del conserje. Es una buenísima noticia que se hayan recuperado y un milagro que se hayan conservado durante todo este tiempo en un domicilio de Valladolid», comenta Arias, también agradecido a los nietos de Ubaldo Torquemada «por su generosidad; han ofrecido el fondo fotográfico por una cantidad razonable».

Las 635 placas se incorporarán a la colección de la pinacoteca, enriquecida este año con la compra de tres nuevas obras a tiendas de antigüedades. Se trata de una 'Virgen con Niño' del siglo XVI, tallada en alabastro en un taller del círculo de Diego de Siloé. Una de las particularidades que ha llevado a elegirla (18.000 euros) es que está basada en una composición de una obra de Donatello que conservada en el Museo Victoria &Albert de Londres. «Es interesante contar con piezas esculpidas en alabastro y que además muestran la ligazón artística entre Italia y España», arguye Manuel Arias.

Por la talla 'San José con el Niño', obra de Pedro de Mena (siglo XVII) se ha hecho el mayor desembolso -150.000 euros-, un 'fichaje' artístico que enriquecerá el repertorio iconográfico de uno de los artistas prominentes del museo con obras como 'La Magdalena penitente', un 'Ecce homo' y un 'San Pedro de Alcántara'. «Era importante reforzar la presencia de la escuela andaluza y no teníamos una escultura de Mena con un tema amable como el de San José con el Niño, una escultura de oratorio con una gran labor de talla, muy preciosista», esgrime el subdirector del centro.

Ejecutado en el siglo XVI en madera policromada en una de las escuelas de la península, el relieve de 'San Juan Bautista' ha sido adquirido por 15.000 euros. Su particular composición y los detalles gestuales del movimiento llevaron a los expertos del museo a fijar esta pieza entre sus objetivos.

Cada año el Ministerio de Cultura dedica una parte de su presupuesto a la compra de esculturas, relieves, óleos, muebles, dibujos, grabados y otros objetos de colección que se ofrecen en colecciones de particulares, subastas y tiendas de antigüedades. La Junta de Calificación es el órgano ministerial encargado de valorar los informes de los conservadores y dar el visto bueno o rechazar la adquisición de bienes artísticos llamados a nutrir un fondo museístico que, año a año, tiene nuevos inquilinos en las salas y el atestado almacén del Colegio de San Gregorio, a la espera de que el Ministerio de Cultura destine fondos para un proyecto postergado desde hace varios años: la rehabilitación y acondicionamiento de la vecina Casa del Sol para incorporarla al complejo museístico.