Un guiño doble a Cervantes y a Salieri

Ernesto Monsalve dirige en Viena un concierto en homenaje al escritor y compositor. Acudió invitado por la Congregación Italiana junto a su orquesta y coro titular, y el coro de Alcalá de Henares

Ernesto Monsalve, a la derecha, minutos antes del concierto. /
Ernesto Monsalve, a la derecha, minutos antes del concierto.
EL NORTEvalladolid

El director titular de la Orquesta Filarmónica de Valladolid y presidente de la Asociación Cultural Antonio Salieri, dirigió ayer en Viena el concierto aniversario de la muerte de Antonio Salieri, acaecida en la capital austríaca el 7 de mayo de 1825. Monsalve acudió a dirigir a su orquesta y coro titular junto al coro Miguel de Cervantes de Alcalá de Henares, en un concierto que se celebró en la Minoritenkirche de Viena. Esta iglesia, construida en 1350 y cedida a la Congregación Italiana por el emperador José II en el siglo XVIII, fue sede de la actividad de autores como Metastasio, Da Ponte o el propio Salieri, para cuyo funeral escribió su Réquiem en Do menor, que se estrenó allí bajo la dirección de Schubert en mayo de 1825.

Años antes, Antonio Salieri había estrenado en Viena su primera gran ópera con el tema Don Quijote en las Bodas de Camacho (1776), por lo que el coro titular de la Congregación Italiana de Viena estuvo en Valladolid y Alcalá de Henares el pasado mes de abril de 2016, celebrando el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes.

En homenaje a ambos artistas, Ernesto Monsalve dirigió el Réquiem en Do menor de Antonio Salieri y los Epitafios Cervantinos a Don Quijote, Sancho y Dulcinea, que él mismo compuso sobre los textos de Cervantes, los cuales se estrenaron en el Auditorio Nacional de España y en el Auditorio Miguel Delibes, dentro de los actos conmemorativos de la efeméride, en 2016.

 

Fotos

Vídeos