Miguel Sánchez Robles, premio Fray Luis de León de Narrativa

Miguel Sánchez Robles, premio Fray Luis de León de Narrativa

Jorge Fernández Gonzalo en la modalidad de ensayo y Vicente Marco Aguilar en la de teatro son los otros dos autores galardonados

EL NORTEvalladolid

Los premios Fray Luis de León en su edición de 2013 han recaído en el murciano Miguel Sánchez Robles en la categoría de novela, en el madrileño Jorge Fernández Gonzalo en la modalidad de ensayo, y en el valenciano Vicente Marco Aguilar en teatro. El jurado, que debatió sobre las 94 obras recibidas a la convocatoria, declaró desierta la categoría de Poesía. Estos premios impulsados por la Junta de Castilla y León tienen como fin reconocer la creatividad y la belleza artística y promover la creación literaria en lengua castellana.

En la categoría de teatro, el primer premio recayó en la obra Los guanchu, guanchu, de Vicente Marco Aguilar, en la que se ha reconocido la «perfecta construcción de una comedia que desarrolla bien las situaciones y artificios dramáticos, y en la que la evolución de los personajes es coherente, así como el discurrir de la trama a través de diálogos fluidos y ocurrentes, conformando una divertida intriga». El segundo premio fue para la obra Los astrólogos, de Carlos Sebastián Sáez, «por abordar un argumento de gran calado en el que se ponen, frente a frente, la influencia del poder y la imposibilidad de controlar el destino, con personajes bien estructurados e insertos necesariamente en un escenario que no les otorga ningún poder de decisión».

En la modalidad de ensayo, el primer premio fue para la obra Homo Public, de Jorge Fernández Gonzalo, «por su capacidad reflexiva para abordar algunos temas fundamentales que ha puesto de relieve la llegada del siglo XXI y por el análisis, profundo y serio, de las implicaciones que las nuevas tecnologías tienen en la existencia y la proyección del ciudadano de hoy».

En la categoría de novela, se ha concedido el primer premio a la obra Nunca la vida es nuestra, de Miguel Sánchez Robles, «por la escritura y el lenguaje actual empleado en la obra para relatar un viaje por el tedio de la vida, súbitamente trastocado por el azar verdadero de la verdad deseable, antes de la esperanza definitiva».

El jurado acordó declarar desiertos el primer y segundo premio de Poesía, así como el segundo premio de la modalidad de Narrativa y Ensayo. En esta edición los encargados de decidir el nombre de los ganadores han sido el catedrático de Literatura española en la Universidad de Salamanca, Fernando Rodríguez de la Flor (Premio Fray Luis de León 1997), el romanista Luis Benéitez; el director de El Norte de Castilla, Carlos Aganzo, el poeta soriano Fermín Herrero, el escritor Agustín García Simón y el director del Teatro Principal de Zamora Daniel Pérez.

 

Fotos

Vídeos