?

LOVE

Eduardo, Beatriz y Pepe, cuando la tecnología es indispensable para vivir la Navidad

Hemos pasado de mandar ‘christmas’ a enviar felicitaciones online personalizas y, sobre todo, podemos vivir las fiestas junto a la familia a pesar de los miles de kilómetros de distancia

Prado Campos, Cecilia Marín

Compartir

Los grupos de Whatsapp en plena ebullición, las compras de última hora online, los stories de Instagram echando humo y aplicaciones para pinchar música, ver maratones de cine familiar y jugar en la sobremesa convertidas en el must de nuestro smartphone. Las opciones son tan amplias y variadas que cada uno tiene su app de cabecera ya sea para amenizar los (muchos) eventos de estas fechas o para evadirse de las trifulcas familiares. Sea como sea, lo que nadie puede negar que la Navidad se ha convertido en una época absolutamente tecnológica. De hecho, y según el Estudio Wiko sobre el (ab)uso del smartphone en Navidad, el 63% de los españoles reconoce que en estas fiestas suele usar más su móvil que en otra época del año. Basta con ver cómo el tráfico de datos móviles de la red de Orange aumentó un 36% los días 24 y 25 de diciembre del año pasado, con el mayor pico a las 23 horas del día de Nochebuena. La otra fecha álgida son las 00.00 del 1 de enero, momento en el que Whatsapp duplicó su tráfico respecto a un día normal.

Se espera que este año se alcance el máximo histórico de tráfico de datos móvil cursado por su red, según los expertos de la compañía. “El crecimiento interanual del tráfico total de datos móviles en lo que va de año es superior al 30% y la previsión es que el pico anual crezca un 37% respecto al año anterior; en 2018 el crecimiento del tráfico tras las campanadas fue del 36% versus 2017”, explica Ana Gonzalo Recuero, jefe de Proyecto en Network Marketing de Orange. Por eso, la última campaña de la iniciativa Por un uso Love de la tecnología de Orange nos recuerda cómo la tecnología puede acercarnos a los que más queremos, especialmente si vivimos lejos de la familia o el trabajo nos impide estar presentes en esas reuniones de Nochebuena y Nochevieja.

Es nuestra gran aliada en fechas tan señaladas como la Navidad. Usamos la tecnología para amenizar con música las cenas, para hacer el sorteo del amigo invisible, para jugar en familia durante la sobremesa o para felicitarnos por redes sociales, pero también para estar más cerca de los nuestros. Por eso, hemos pasado de mandar 'christmas' a enviar felicitaciones online personalizas y, sobre todo, podemos vivir las fiestas junto a la familia a pesar de los miles de kilómetros de distancia

Si hace un par de décadas nos enviábamos christmas para felicitarnos las fiestas, hoy las tarjetas llegan en forma de vídeo personalizado como hace Pepe Sisqués, un jubilado zaragozano de 85 años que ha convertido las nuevas tecnologías en la mejor forma de estar cerca de los suyos. Antes, tras comernos las 12 uvas, empezaban a colapsarse las líneas y contactar con los primos de Murcia o enviar un SMS a tu tíos franceses era casi una misión imposible, pero hoy Skype permite a Beatriz Martínez vivir las campanadas junto su familia a pesar de estar en Argentina. O, por ejemplo, si acabas de aterrizar en Montevideo tampoco tienes por qué perderte los regalos… y más si tu familia se implica tanto como la de Eduardo Jiménez. Porque, en definitiva, en Navidad siempre se echa de menos a la familia y a los amigos más cercanos y se sienten mucho menos lejos cuando los ves y escuchas aunque sea con una pantalla en medio.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Love Orange. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.