200 veterinarios se encierran en Valladolid al ver en peligro su continuidad en la administración sanitaria

Unos 200 veterinarios se encierran en la consejería de Medio Ambiente./ICAL
Unos 200 veterinarios se encierran en la consejería de Medio Ambiente. / ICAL

El Sindicato de Veterinarios de Castilla y León reclama una reunión con la Junta para que modifique su inclusión en el cuerpo de la administración especial

El Norte
EL NORTEValladolid

Unos 200 veterinarios protagonizan desde este martes un encierro de 24 horas en la sede de las consejerías de Agricultura y Ganadería y Fomento y Medio Ambiente en Valladolid al ver en peligro su continuidad como personal de la administración sanitaria. El Sindicato de Veterinarios de Castilla y León decidió suspender un acto de presentación para celebrar una asamblea informativa y adoptar diferentes medidas, entre las que figura una huelga el 15 de noviembre.

En ese sentido, el presidente del Sindicato de Veterinarios de Castilla y León, Juan Carlos Alonso, rechazó en declaraciones a Ical el empecinamiento de la Junta al incluir a estos profesionales en el cuerpo de la administración especial y no como parte de la sanitaria, en la que argumentó que existe normativa que permite tanto en el acceso, como en la carrera profesional, valorar la experiencia, y no solo el resultado de una oposición libre.

El conflicto, indicó, se ha producido al mantener la Junta la decisión de sacar a concurso abierto y permanente las plazas de unos 400 veterinarios, por lo que los interinos se verán desplazados, sin la garantía de que se cubran todas las existentes. Aseguró que aceptan esta situación, pero lamentó que al convocarse la oposición el próximo año la experiencia de aquellos que las hayan ocupado durante décadas no se tendrá en cuenta y por lo tanto tendrán que medirse con quienes se presenten al proceso selectivo.

Al respecto, recalcó que defiende la oposición, pero también el reconocimiento de los méritos y la experiencia, de unos profesionales que señalo llevan hasta 20 años en las plazas que ahora perderán, pese a tener de media unos 55 años y cargas familiares. También señaló que otros 1.600 profesionales, entre ellos un millar de veterinarios, ya funcionarios de carrera no podrán percibir el complemente ligado a la carrera profesional al perder su condición de personal sanitario.

«Somos parte de la administración sanitaria», afirmó el presidente del Sindicato de Veterinarios de Castilla y León que aseguró permanecerán encerrados hasta mañana en el edificio de la Junta de la calle Rigoberto Cortejoso de Valladolid. Este martes supendieron la presentación del II módulo del curso de Control Veterinario Oficial de la Cadena Alimentaria de Castilla y León y transformaron el encuentro en un acto informativo ante los «graves» acontecimientos que ponen en riesgo su permanencia en la Administración autonómica.

Por ello, los 200 veterinarios que estaban convocados a este acto, han decidido permanecer encerrados durante 24 horas en el salón de Actos de la Consejería de Agricultura y Ganadería en la calle Rigoberto Cortejoso de Valladolid.

Entre las medidas acordadas acordaron la solicitud de una entrevista con carácter de urgencia al vicepresidente y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez. También celebró una reunión la Ejecutiva de CESM-USCAL para informar al resto de colectivos sanitarios la repercusión que tiene no considerarles cuerpos de la Administración Sanitaria. Finalmente, convocaron una huelga general para los 2.000 sanitarios el día 15 de noviembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos