Vaticinan las rebajas «más agresivas de los últimos años»

Vaticinan las rebajas «más agresivas de los últimos años»
Gabriel Villamil

El pequeño comercio espera elevar sus ventas entre un 5% y un 7% para poder mantener sus negocio

El Norte
EL NORTEValladolid

El secretario general de la Confederación de Comercio de Castilla y León (Conferco), Luis del Hoyo, constató que el sector afrontará la nueva temporada de rebajas con un stock elevado en los almacenes de las tiendas tras un ejercicio «catastrófico», lo que convertirá la campaña en «la más agresivas de los últimos años». «Los descuentos serán superiores a los de años anteriores».

Del Hoyo advirtió del «difícil panorama» al que se enfrenta el sector en la Comunidad, pero confió en un incremento de las ventas entre un cinco y un siete por ciento en la nueva temporada de rebajas, que comenzará con el cambio de mes, que «permita mantener los negocios». En este sentido, insistió que «en términos globales», hasta la fecha, el ejercicio para el pequeño comercio de la comunidad, ha sido «catastrófico».

El responsable patronal denunció que este año en muchos comercios «está en juego la supervivencia» y aseguró que aunque «salvar la temporada resultará ya imposible, al menos se trata de soportar los numerosos gastos de las tiendas, renta de locales, pago de nóminas, impuestos, seguridad social, pago a proveedores, a los que hacen frente mes a mes los comerciantes».

El secretario de Conferco, de la Agrupación Vallisoletana de Comercio (Avadeco), advirtió de la «incertidumbre comercial» ante el periodo de rebajas y aseguró que la situación del comercio se está volviendo «insostenible». «Podemos afirmar que el comercio urbano vive su peor momento desde la crisis», sentenció en declaraciones a Ical.

A la cola del comercio en España

Luis del Hoyo explicó que el mal tiempo, la competencia de internet, la liberalización de las rebajas, la incertidumbre política o los bajos salarios son algunas de las causas que están afectando al comercio de Castilla y León, y que han provocado que en los meses de febrero, marzo, abril y mayo, se sitúe «a la cola del comercio español en cuanto a evolución de ventas», con datos del Instituto Nacional de Estadística.

Por otra parte, y a pesar de que en términos de empleo el sector «sigue aguantando», dijo, el cierre de tiendas «continúa aumentando y la desaparición de autónomos también», en un sector que en Castilla y León representa más de 30.000 establecimientos, con 96.000 trabajadores y 44.000 trabajadores por cuenta propia.

En este sentido, precisó que el sector de equipamiento de la persona textil-calzado «es el que peor lo está pasando con descensos de entre el 10 y el 20%, en muchos casos de ventas sobre el ejercicio pasado».

Competencia de las grandes superficies

El dirigente de la patronal autonómica del comercio también denunció que junto a estos factores, el comercio independiente también se ve afectado por el adelanto de las rebajas de muchas grandes cadenas, que «amparándose en la venta de productos de baja calidad juegan con los precios. Algunas cadenas han iniciado las rebajas el 14 de junio, aunque en términos generales el inicio este año se fije en torno al 29 de junio».

En este contexto, desde Conferco, explicó, se considera que las administraciones deben prestar «mayor atención» a un sector que representa casi 150.000 familias en la Comunidad. Así, frente a la pérdida de clientes en las tiendas, reclamó a las administraciones campañas de apoyo al sector y para incentivar el consumo de proximidad.

Aseveró que los comerciantes pagan sus impuestos «aquí« y no pueden beneficiarse, dijo, «de las ventajas fiscales de las grandes multinacionales» por lo que exigió «acciones políticas que favorezcan a las empresas locales».

La puntilla de la liberalización

Luis del Hoyo constató asimismo que la disminución de márgenes comerciales en el comercio ante la «agresividad» de los descuentos es un nuevo problema que dificulta la viabilidad de las pequeñas empresas, ya que «el comercio no puede estar todo el año de rebajas». Al respecto, por ello reclamó una nueva regulación que «ponga orden» como existe en Francia ó Italia dos países de referencia comercial. «La liberalización de las campañas de rebajas ha sido la puntilla para muchos comercios», resumió.

Del Hoyo indicó que de esta forma también se favorece a los consumidores que «ahora están desorientados respecto a los periodos de rebajas». «El consumidor está cambiando con la crisis se acostumbró a comprar menos y a comprar por precio, y el comercio independiente ofrece sobre todo calidad y servicio», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos