Unicaja prevé que la región crezca el 2,2% y la AIReF lo ve improbable

Felisa Becerro y Macarena García posan con el informe de Unicaja /Concha Ortega
Felisa Becerro y Macarena García posan con el informe de Unicaja / Concha Ortega

La AIReF cuestiona el informe de Unicaja y recomienda «ajustes presupuestarios»

ALFREDO SÁNCHEZVALLADOLID

El último informe de 'Previsiones Económicas de Castilla y León' relativas al primer trimestre del año de Unicaja Banco ha pronosticado un crecimiento del 2,2% del Producto Interior Bruto en la comunidad; un desarrollo que, según Analistas Económicos de Andalucía, los creadores del Informe se extendería a todos los sectores excepto al agrario.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), sin embargo, ha considerado «improbable« que se produzca este crecimiento y denunció que esto conllevaría un «riesgo moderado» de incumplimiento de la regla de gasto por lo que recomienda que se lleve a cabo un «seguimiento» de la ejecución presupuestaria y en su caso los ajustes requeridos para «el cumplimiento de las reglas fiscales».

El esperado informe de cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria sitúa el déficit del conjunto de las administraciones públicas para 2019 en torno al 2% del PIB, ligeramente inferior al de los meses de abril y mayo, manteniéndose la posibilidad de alcanzar la previsión notificada a la Comisión Europea «en tanto se mantenga el actual sistema de fijación de estos objetivos».

En los últimos cuatro años la ratio de deuda se ha estabilizado en valores ligeramente superiores al 20% y el crecimiento acumulado ha contribuido a reducir la ratio en más de dos puntos del PIB. Por tanto la AIReF proyectó que la ratio de deuda se situaría en un 12% del PIB en horizonte de diez años.

El documento de la AIReF indica que los ingresos de la comunidad al cierre de 2019 perderían una décima de peso en el PIB autonómico, adicional a la caída de tres décimas derivada del impacto del sistema de Suministro Inmediato de Información del IVA.

Mientras tanto, el informe de Felisa Becerro y Macarena García, de Analistas Económicos de Andalucía preveía además que el consumo de los hogares creciese un 2,3%; lo que la AIReF rebatió, añadiendo que el crecimiento sería una décima menor.

Al igual que se frenaría el crecimiento del consumo, se ralentizaría también el crecimiento de la inversión, si bien registrando un incremento del 3,2%. Por su parte, el crecimiento del gasto en consumo de las administraciones públicas se situaría en el 1,4%, según el informe -lejos de las previsiones de la AIReF.

En lo que respecta a las principales variables del mercado de trabajo para el conjunto de 2019 se estimaba un crecimiento de la ocupación del 1,4%. Por sectores, los incrementos se situarían entre el 0,3%, en la industria, y el 1,8%, en los servicios. El número de parados disminuirá una 15,6%, reduciéndose la tasa de paro un 1,8% en el promedio del año, hasta situarse en el 10,3%.

El dossier preveía también un incremento en la edificación residencial -y no residencial- y afirmó que número de compraventas siguió creciendo en el primer semestre del año, algo que contradecía los datos aportados en el último informe del Consejo General del Notariado y la Sociedad de Tasación.

En relación a las comunidades, la AIReF empeoró su valoración respecto a la estimación inicial, situando la previsión de déficit para este sector en el 0,5%, tres décimas más que el 0,2% estimado en abril y cuatro décimas superior al objetivo fijado para 2019, pasando de «factible» a «muy improbable» el cumplimiento del objetivo.