https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/castillayleon-startinnova-desktop.jpg

Aulas y empresas, unidas para fomentar el emprendimiento

Alumnos y profesores de los centros Galileo y Las Salinas, en un momento de la visita /L. Negro
Alumnos y profesores de los centros Galileo y Las Salinas, en un momento de la visita / L. Negro

La firma vallisoletana Ibermaq promueve, a través del programa STARTinnova, la cultura emprendedora entre alumnos de Bachillerato y Formación Profesional

LAURA NEGROValladolid

El miedo al fracaso, la actitud ante el riesgo o la falta de creatividad son algunas de las principales barreras internas de los jóvenes a la hora de afrontar una iniciativa de emprendimiento. Pero… ¿se puede aprender a emprender? Diego Gómez, Fernando Rubio y Javier Varela así lo creen. Ellos son los socios fundadores de la empresa Ibermaq y son de los que opinan que la proactividad, la autoconfianza o el liderazgo son valores que, bien explotados desde la juventud, son la clave para aquellos que quieran dedicarse al mundo empresarial.

El pasado martes, 64 alumnos de los centros formativos IES Galileo, IES José Jiménez Lozano, ambos de Valladolid, y el IES Las Salinas de Laguna de Duero, tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano la experiencia de emprendedores como Gómez, Rubio y Varela. Ibermaq, situada en el Polígono Industrial de la Mora de La Cistérniga (Valladolid), es una de las empresas colaboradoras de STARTinnova, un proyecto de formación impulsado por El Norte de Castilla que trata de fomentar la cultura del emprendimiento entre alumnos de Bachillerato y ciclos superiores de FP de 61 centros educativos de toda Castilla y León. Se trata de un programa que, en su cuarta edición, está patrocinado por el Instituto de Competitividad Empresarial de la Junta de Castilla y León (ICE) y cuenta con la colaboración de la propia Ibermaq, la Diputación de Segovia, los Ayuntamientos de Valladolid y Palencia y AMRI Crystal Pharma, así como con acciones de mentorización llevadas a cabo por Fundación Michelin, Cicrosa y SMP.

«Queremos contribuir al desarrollo de estos jóvenes. Consideramos que cuanta más información reciban, mucho mejor», argumentó Diego Gómez, director general de Ibermaq, antes de comenzar su presentación. «Los tres éramos compañeros de trabajo en Govimar, una empresa muy consolidada en el sector de fabricación de maquinaria industrial. En 2009, en plena crisis económica, nuestra empresa cerró y, movidos por las circunstancias, buscamos una alternativa profesional. Optamos por el emprendimiento en un sector que conocíamos y nos apasionaba», explicó.

Dificultades y éxito

A lo largo de las dos horas que duró la visita, los estudiantes de estos tres centros educativos pudieron ver el funcionamiento de la empresa, tanto la parte de diseño como la productiva, y conocieron las dificultades que marcaron sus comienzos. Dificultades que estos tres emprendedores supieron sortear con éxito. Su abultada cartera de clientes, entre los que se encuentran gigantes de la automoción, y sus impresionantes cifras de negocio, así lo avalan. «Echamos a andar con cuatro empleados dentro de un sector, el industrial, que estaba totalmente parado. Ahora tenemos 74 trabajadores en plantilla y dos nuevas empresas que pusimos en marcha en 2016: EFI, dedicada a la formación, y Tecnorobotics, especializada en robótica. El año pasado hemos superado los cuatro millones de euros de facturación», concretan.

Pasión, interés, formación y esfuerzo. Para estos tres empresarios estas son las claves para sacar adelante cualquier proyecto empresarial. «Si tenéis pensado montar vuestro propio negocio, hacedlo con algo que os apasione. La responsabilidad del éxito o del fracaso será totalmente vuestra. Pero si hacéis lo que realmente os gusta, lo más seguro es que os vaya bien», aconsejaba Gómez.

Creatividad y autoconfianza

El profesorado valora también positivamente el programa Start Innova y la participación e interés del alumnado en estas actividades. «Los estudiantes pueden ver el emprendimiento como una opción real que pueden plantearse de cara al futuro», remarcó Sonia Santos, profesora en el IES Las Salinas. Por su parte, María José Gutiérrez y Elena López, profesoras en el IES José Jiménez Lozano, explicaron que desde su centro trabajan «para fomentar en los alumnos la creatividad y la autoconfianza y que pierdan el miedo a emprender. Siempre es interesante que empresarios les cuenten de primera mano cómo es su día a día y que vean la realidad del trabajo en una empresa. Es algo que en el aula no pueden aprender». Los alumnos David Gallego y Alejandro Martos agradecieron la visita, que les ayudó «a visualizar el proceso de puesta en marcha, a conocer a fondo una empresa industrial y ver cómo es su árbol de gestión. Somos el futuro y es bueno saber que cuentan con nosotros».

Algunos no ocultaron su interés por emprender en el futuro. Entre ellos, Diego Bartolomé, estudiante del grado de sistemas de Telecomunicaciones del IES Galileo, quien aseguró que el día de mañana quiere montar su propio negocio. «Me gustaría poner en marcha un taller mecánico. Ahora sé que con esfuerzo y dedicándome a aquello que más me gusta, puedo conseguir lo que me proponga»

Para los socios de Ibermaq, STARTinnova se presenta como una gran oportunidad de enseñar a emprender. «Nos encanta este proyecto y nos gusta pensar que hemos servido de guía a estos jóvenes. De aquí salen muy buenas ideas a las que habría que hacer un seguimiento para ver cuántas se ponen en práctica», proponía Gómez. «Esta es, además, una estupenda manera de dar a conocer nuestro sector, ya que a menudo tenemos dificultad para encontrar profesionales, sobre todo para las ramas de montaje y ajuste mecánico, en las que no vemos relevo generacional. Esto es porque a pesar de que utilizamos tecnología puntera, los jóvenes se inclinan más por las tecnologías aplicadas a la informática y las telecomunicaciones, como el desarrollo de webs y aplicaciones. Tanto Valladolid como Palencia somos provincias referentes a nivel nacional dentro del sector de la fabricación de bienes de equipo. Generamos valor añadido, riqueza y empleo de calidad, pero es todavía una actividad muy desconocida», concluyen estos empresarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos