Los sindicatos de enseñanza piden mejorar las condiciones del profesorado para volver «a la situación de 2006»

Protesta de los sindicatos de enseñanza, hoy, frente la Consejería de Educación./A. G. E.
Protesta de los sindicatos de enseñanza, hoy, frente la Consejería de Educación. / A. G. E.

No ha habido ninguna negociación para mejorar las condiciones de los profesores de la región desde el año 2009

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

Para los sindicatos de enseñanza, cualquier tiempo pasado fue mejor. Sobre todo en lo relativo a las condiciones de trabajo del profesorado de la enseñanza pública, que a pesar de conseguir el primer puesto de España en los informes internacionales (como PISA) se encuentra por debajo de la media, en salarios, del resto de España. «Somos los últimos en maestros, los penúltimos en Secundaria y los antepenúltimos en FP», explicaban en relación al ranking de sueldos por comunidades autónomas.

Aseguran que no ha habido ninguna negociación para mejorar las condiciones de los profesores de la región desde el año 2009 y ahora, acabada la época de recortes, creen que es el momento de regresar a las condiciones que se pactaron en 2006 y hacer caso a lo acordado por el Gobierno en cuanto a horas lectivas y reducción de ratios.

Anpe, Stecyl, CCOO, UGT y CSIF se han unido en sus reivindicaciones y han solicitado al consejero de Educación, Fernando Rey, que se avenga a comenzar «de inmediato» las conversaciones, por más que la legislatura esté pronta a terminar. Comunidades como Andalucía o Extremadura, aseguran, ya han comenzado a aplicar las nuevas condiciones, a pesar de que en este caso son comunidades cuyo rendimiento, evaluado por organismos internacionales, está muy alejado del de Castilla y León.

Así, solicitan que las ratios se dejen en 15 alumnos por aula en Primaria, con un máximo de 23 horas lectiva (en lugar de las 25 actuales) para poder «atender mejor a la diversidad», uno de los mantras del propio Fernando Rey. También se deberían rebajar, entienden, en Secundaria, hasta las 17 horas lectivas. Medidas que redundarían, sostienen, en el empleo y en la mejora de los resultados.