Seis monumentos de Castilla y León en «total abandono» se suman a la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra

Monasterio de Santa María la Real (Vileña), en Burgos. /listarojapatrimonio.org
Monasterio de Santa María la Real (Vileña), en Burgos. / listarojapatrimonio.org

Tres bienes se sitúan en la provincia de Burgos, dos, en Salamanca y otro, en León

El Norte
EL NORTEValladolid

La denominada Lista Roja del Patrimonio que promueve la asociación Hispania Nostra ha incorporado seis nuevos monumentos de Castilla y León que se encuentran en estado de «total abandono y de ruina». En concreto, tres de ellos se sitúan en la provincia de Burgos, dos, en Salamanca -uno de ellos en la capital- y otro, en León, según informa Ical.

En el primer caso, se trata de la Torre de los Porres, en Cidad de Valdeporres (Burgos), un conjunto formado por una casa fuerte con una torre anexa, todo ello del siglo XIV. La torre aún se encuentra en pie pero no así el resto del edificio que está en ruina y los techos colapsaron así como varias de las paredes, haciendo difícil identificar los espacios. La torre de estilo gótico ha perdido la cubierta pero aún mantiene las almenas.

Además, figura en el listado la iglesia parroquial burgalesa de San Esteban de Sáseta con algunos elementos románicos de una construcción primitiva, aunque mayoritariamente es de estilo gótico. Actualmente se encuentra en un «estado ruinoso y lamentable», tiene un agujero en la cubierta y ha sufrido todo tipo de expolios durante el tiempo que ha estado abierta y abandonada. Ha sido recientemente perimetrada con valla por el Obispado de Vitoria por el desprendimiento de tejas.

Por último, y también en Burgos, se encuentra el monasterio de Santa María la Real (Vileña), del siglo XIII y formado por una iglesia, claustro y dependencias monacales. La iglesia es de planta de cruz latina de una sola nave. Actualmente conserva restos de los muros de piedra de mampostería y sillares, además de un pórtico saliente y bóveda de aristas decorada. Además, se mantiene en pie parte de la tapia de mampostería que delimitaba el área del convento.

El 21 de mayo de 1970 un gran incendio destruyó casi por completo el monasterio, obligando a las monjas a trasladarse a unas dependencias nuevas en Villarcayo, donde instalaron un museo con los restos que se cerró en el año 2008 y cuyo contenido está repartido entre el Museo Provincial y el Museo del Retablo de Burgos. Tras el incendio, el conjunto se ha ido desmoronando con el paso del tiempo. La mala calidad de la construcción, en su mayoría de adobe y ladrillo, y el abandono y la despreocupación de su propietario hacen que actualmente solo se conserven parte de sus muros.

Salamanca

En Salamanca, se han incorporado dos obras de patrimonio civil, el hospital antiguo de Guadramiro, en la zona de Vitigudino, y el colegio de Carvajal. El recinto hospitalario fue erigido entre los siglos XV y XVI y servía para atender a los viajeros y menesterosos que pasaban a través de viejos caminos por las inmediaciones de esta localidad del antiguo Reino de León. Actualmente, se encuentra «en total estado de abandono, sufriendo una ruina progresiva». En 2014 sufrió un derrumbe en su fachada principal que le hizo perder un buen tramo de lienzo, sin haber sido repuesto posteriormente, perdiendo además una puerta menor que poseía en dicho sector.

Por su parte, el colegio de Carvajal, también llamado colegio de San Antonio, fue inaugurado en 1662 según la inscripción en pizarra de su fachada y está ubicado en la misma ciudad de Salamanca. Pese a su valor arquitectónico y artístico, no goza de ningún grado de protección oficial. Solo permanecen en pie su fachada principal, una pared con un gran vano rectangular asentada sobre la muralla romana, algunos restos de muros y estructuras interiores y parte de un tramo abovedado de lo que fue su capilla, que actualmente está cubierto por una estructura de uralita, explican desde Hispania Nostra-

Una empresa privada quiere convertir el solar en un hotel, para lo cual se aprobó una modificación del Plan General de Ordenación Urbana en la que se varia la calificación de la parcela, pero la última crisis económica ha impedido de momento a los promotores el inicio de las reformas previstas.

Un poblado minero leonés

Finalmente, en la provincia de León, se ha sumado el poblado minero de Peña del Seo, que comenzó a construirse en el año 1952 y a habitarse en 1953. A pesar del cierre de la mina en 1958, el poblado siguió estando habitado, hasta que en el año 1974 se abandonó, lo que produjo el expolio y con el paso del tiempo, el derrumbe progresivo. Hoy las instalaciones se encuentran en estado de ruina total y su pérdida supondría la desaparición de unos de los pocos poblados mineros y arquitectura industrial de la provincia de León.