El salario medio subió 14,74 euros en Castilla y León en el cuarto trimestre de 2018, hasta 1.832

Billetes y monedas en una caja registradora./PEPE CABALLERO
Billetes y monedas en una caja registradora. / PEPE CABALLERO

El incremento, del 0,8%, es una décima inferior a la media nacional y un punto menor que la subida de los precios

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONA

El coste laboral de las empresas se situó en Castilla y León en 2.438,04 euros por trabajador y mes en el cuarto trimestre de 2018, frente a los 2.692,52 euros del conjunto de España. La subida anual fue del 0,7%, mientras que en el país se produjo una variación del 0,9% respecto al mismo periodo de 2017. De esa cantidad, en la que están incluidos los costes de la Seguridad Social y otros, le llegaron directamente al trabajador 1.831,98 euros, que es el coste salarial, que comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias y atrasos, medidos en términos brutos. La revalorización del salario medio fue del 0,8% en la comunidad y del 0,9% en España, donde el coste salarial se situó en una media de 2.039,01 euros por trabajador y mes.

El salario autonómico fue, así pues, 207 euros inferior al nacional, según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral difundida hoy por el INE, que detalla que el salario más alto se paga en el País Vasco, 2.438,82 euros, seguido de Madrid, con 2.436,57, mientras que el más bajo se abona en Extremadura, con 1.683,28 euros. Según el crecimiento anual del coste salarial, el País Vasco (3,2%) y Canarias (3,1%) presentaron las tasas más elevadas. Registraron los mayores descensos Castilla-La Mancha (1,7%) y la C. Valenciana (1,6%).

En euros contantes y sonantes, la subida del salario regional medio en los tres últimos meses del año pasado es de 14,74, una cantidad que mejora si se compara con los 9,41 euros que bajó el coste salarial del castellano y leonés medio en el mismo periodo de 2017. Claro que la misma cifra y su subida (0,8%) empeora si se tiene en cuenta que la inflación subió una media del 1,8% en comparación anual en el mismo periodo.

Los trabajadores del sector industrial fueron los que más cobraron en los meses de octubre a diciembre de 2018, en concreto 2.185,24 euros de media al mes, pero también fueron los únicos que vieron reducido su coste salarial media, en casi 45 euros. Mientras, en el sector de la construcción se pagó un salario medio de 2.016,40 euros, 48 más que un año antes y en el sector servicios se registró un coste salarial medio de 1.727,63 euros, cerca de 20 euros más que en el mismo trimestre de 2017.